lunes, 11 de octubre de 2010

UNA OPORTUNIDAD

Mañana (u hoy o "el otro día", dependiendo de cuando estes leyendo esto) día 12 es (o fue) el día de la Virgen del Pilar (co-Patrona y Reina, junto con la extremeña Virgen de Guadalupe, de la hispanidad, que no de España) (la patrona de España, como bien sabes, es la Inmaculada Concepción), y fiesta Nacional de España o como se llamó en otras épocas, de la Hispanidad, la Raza o de la Patria.

Como ya comenté en la entrada de este blog "Lo que somos", nuestro país puede presumir de haber vivido una gran historia. Sin España no se entiende la historia moderna, pues no se puede entender esta sin el Descubrimiento de Ámerica, el nacimiento del Estado Moderno, las numerosas gestas de nuestros paisanos y nuestra literatura, pintura y arte.

Por eso cuando veo el cine y las series de televisión de otras naciones en las que ensalzan su historia y sus logros, no puedo más que tener envidia sana (a veces insana). Porque hoy una parte muy importante del conocimiento llega a través de los medios de comunicación, de internet, la televisión o el cine. Seguramente gran parte de esta llega deformada o manipulada, pero siempre es un punto de partida el despertar la curiosidad de nuestros jóvenes en algo y luego llegar a la verdad de esa historia.

Yo, que llevo dos años dando historia a los alumnos de PCPI de la EFA donde trabajo, descubro el vacío que en esta materia tienen nuestros alumnos. Y el desconocimiento de nuestra historia nos conduce a la vulgaridad. No se trata de que nuestros jóvenes tengan un conocimiento exhaustivo de la historia de España y de la humanidad, pero sí uno básico, coherente y que los situe en la actualidad. Hoy día es muy dificil ver a los chavales jugando al trivial, entre otras cosas porque habría quesitos que no conseguirían en la vida. Y no por culpa de ellos, sino nuestra. Como dice un anuncio "nuestros hijos están dispuestos a aprender, aquello que estemos dispuestos a enseñar".

Cuando hago los exámenes de preevaluación me sorprende que no sean capaces de decir 5 reyes de España, tres presidentes de la democracia o decir qué hicieron y quienes eran los Reyes Católicos.
- ¿Qué quienes eran los Reyes Católicos? Pues Pedro I.
-¿los dos?
- Sí.
Otro me situó el descubrimento de Ámerica en 1968.......
- "¿tú crees que Ámerica se descubrió hace unos 40 años?"
- "hombre, maestro,...... ya me está poniendo en la duda".....

Por supuesto la mayoría dejan en blanco preguntas como quiénes eran los visigodos, quién era Felipe II, o qué ocurrió en la Guerra de Sucesión. La mayoría dicen de Franco era un militar (bueno, uno que su padre siempre dice que a ver si vuelve), de la Reconquista apenas nada y uno comentó que la Guerra de la Independencia se ocasionó "por una tontería". Bueno eso la mayoría. Alguno se salva. Y les estoy hablando de chavales de 16 o 17 años. Y lo que les digo, la culpa no creo que sea de ellos, sino del bajo nivel de exigencia que ponemos y la poco importancia que le damos a determinadas materias en nuestro sistema educativo. ¿Se acuerdan de la educación de calidad?

El caso es que nosotros antes teníamos "Erase una vez....el hombre" (material que a veces uso), y en Televisión Española a veces se realizaban series como "Cervantes", "Ramón y Cajal", "Memoria de España" , "El Quijote", o la memorable "Teresa de Jesús" , que nos situaban y nos daban un barniz de lo que somos y fuimos, y de dónde procedemos.

Hoy dia las películas históricas sirven para lo mismo que las que se hicieron en España en la postguerra. O sea, para justificar un bando, a los vencedores o vencidos, pero ninguna para decir que todos perdimos y hablarnos desde la objetividad. En una cosa sí se ponen de acuerdo en España y fuera de ella. En que no hay ninguna época en que la gente haya creido en Dios, (ni siquiera los curas, las monjas y los monjes) y que en la Iglesia eran todos unos corruptos (las cosas de la envidia, la ignorancia y la falta de objetividad, que son muy malas). Es cierto que para hacer "bodrios" como "La Conjura de El Escorial" o convertir "La Celestina" en una película "cuasi-X" (como ocurrió en la última versión), mejor estarse quietos, pero bueno, tenemos los cineastas y productores que tenemos. Luego están los otros productores, a los que les encanta sacar a relucir no lo mejor, sino lo peor de nuestra historia. El caso más reciente "También la lluvia" la cinta candidata por parte de nuestra Academia para las nominaciones de los Oscar, que vuelve a denunciar lo malos que fuimos "en el nombre de Cristo y de España" con los indigenas tras el Descubrimiento. Que es que nada bueno trajo este "Encuentro de culturas" como gusta llamarse ahora. Independientemente de que sea buena o mala que no lo sé porque no la he visto (ni yo ni nadie, porque no se ha estrenado todavía), aunque el hecho de que uno de sus protagonistas sea Luis Tosar, siempre es una garantía.

Y es que muchas de las películas y series (la mayoría extranjeras), quitando determinados contenidos, se pueden aprovechar en el fondo. De una película de Robin Hood podemos explicarles a nuestros chavales el feudalismo, los burgos y las clases sociales de esa época. De "Gladiator" podemos iniciar una buena charla sobre el imperio romano y de "Tiempos Modernos" podemos desarrollar la revolución industrial y sus conflictos sociales.

Por eso, aunque no soy yo muy del cine español actual, siempre me gusta darle una oportunidad a las películas españolas de corte histórico, aunque con la mayoría me lleve un buen chasco. Pero nuestro cine y nuestra televisión tienen en nuestra historia un filón que no aprovechan. No se entiende que en un país donde los libros preferidos son los de novela histórica, sólo se haga cine de conflictos sociales, de lesbianas desestructuradas, de arrabales conflictivos, de familias alternativas estupendas y familias tradicionales negativas, del drama de la izquierda en la Guerra Civil, o de la psicología intrínseca plasmada en el celuloide del pensamiento del director. Y claro así les va. Viviendo de la subvención. El año pasado sólo películas como "Celda 211" se salvaron en taquilla.

Mientras, en la televisión triunfan series como "Los Tudor", "Águila Roja" (yo no la veo porque lo de un pseudo-ninja en el siglo de Oro no cuela, pero reconozco que al menos deja un barniz de la época al que lo ve), o miniseries como la de Suarez o las del 23-F.

Por eso cuando salió la película de Lope, quise darle una oportunidad e ir al cine. La película está bien, entretenida. Sin grandes pretensiones de guión se trata de una película que se deja ver. Además la ambientación histórica está muy bien conseguida, siendo quizás el punto fuerte de este film. Otra cosa que te engancha es escuchar los versos de Lope en "off" enlazados con determinados momentos de la historia.
Ya lo digo, no es un peliculón ni mucho menos, pero es agradable de ver y en ella vemos reflejados esos momentos del Madrid de la Corte, del teatro español clásico y el ambiente de las corralas de comedias, y de actores, escritores, mecenas, figurantes y público de toda clase social.
También bien ambientado el clima de Lisboa (esa Lisboa todavía española), de la soldadesca española y la Armada.

Además no parece una película española, porque los frailes practican la fe en la que creen, sienten su vocación y hasta practican la caridad con los más necesitados (por fin alguien se ha dado cuenta) . Y no abusa excesivamente del sexo gratuito.
Es verdad que no es del todo fiel a la vida de Lope, que mezcla hechos que no coincidieron y que no analiza determinados aspectos de su personalidad muy importantes para forjar su caracter y su obra, cosa que hace su argumento bastante más "light" y con menos jugo del que se podía haber sacado. Y que al final no deja de ser una copia inferior de "Shakespeare in love" a la española. Pero hay que reconocerle también sus méritos.
Así que cuando la ví, me dije, "quitando alguna escenita esta se la puedo poner a mis alumnos". Y eso me dio alegría. Porque parte de esta película se podía trabajar tanto en Historia como en Lengua Española.

Ahora Antena 3 "amenaza" con estrenar un par de series históricas.
Una, "Hispania", relata el enfrentamiento de Viriato con los romanos en nuestra peninsula. Esta tiene buena pinta. Por lo que hemos visto en los "trailers" parece que está bien conseguida. Veremos a ver el guión y la manera de contarlo. Ya sabemos que "Roma no paga traidores".

La otra serie me da un poco más de miedo. Se trata de la "Princesa de Éboli", que también anuncian ya en tv. Esperemos que no lo enfoquen sólo desde el mundo del "corazón", y no lo conviertan en un "Salvame" del s.XVI., porque tienen un buen material con la vida de esta princesa de la famosa familia de Mendoza, que coincidió con Teresa de Jesús con la que mantuvo grandes conflictos, sus líos con Antonio Pérez, su vida en la Corte y sus intrigas con Felipe II.

En fin. Que sea lo que Dios quiera. Le daremos una oportunidad.

Pdt: Hablando de cine, para los que somos seguidores de Clint Eastwood una buena noticia: Este mes se estrena en EEUU su última película como director en la que ha contado de nuevo con Matt Damon como actor principal despues de la magnífica "Invictus". El productor nada más y nada menos que Steven Spielberg. "Más allá de la vida" parece que será la traducción de "Hereafter". Por aquí llegará para Enero. La esperamos ansiosos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen articulo en referencia a este dia de la fiesta nacioanl. Un saludo. Nacho.

Angel Henares dijo...

Gracias Nacho. un saludo

Se ha producido un error en este gadget.

Siguelo vía Email

BEATIFICACIÓN DE JUAN PABLO II

BEATIFICACIÓN DE JUAN PABLO II
1 de Mayo de 2011

Año de la Fe 2012-2013

Se ha producido un error en este gadget.