lunes, 25 de octubre de 2010

El aprendiz de brujo

Sabe como hacerlo. Este tipo sabe como hacerlo. O sea, que es el mejor en lo suyo. Por eso nos está llevando a la ruina.
José Luis Rodriguez (no El Puma, sino Zapatero), ha vuelto a hacer una "semana grande" de las suyas. En menos de siete dias ha llenado todas las noticias con un par de trucos de mágia sacados de su chistera. Sí. Este tipo es como el clásico de Disney. No deja de ser un "aprendiz de brujo" que como en el clásico animado, moviendo la varita mágica que se encontró un dia y que luego sirvió para "encantar" a muchos, va a acabar por ahogarnos a todos entre cubos que no dejan de vertir su contenido sobre las clases medias y bajas.

Lo primero, ese fantástico pacto con el PNV que deja a Lopez (su lendakari) "de lado" mientras Eguiguren se frota las manos al ver como se refuerzan sus teorías con la izquierda radical.
Este acuerdo, además de dejar con "el culo (con perdón) al aire" al Psoe de Patxi y al resto de las Comunidades Autónomas (y a los españolitos de "a pie" por supuesto) incorpora un número de magia sin parangón. Zapatero se ha puesto su alargado gorro lleno de estrellas y de rosas, y tomando el prestado libro que le dieron en un idioma que no maneja todavía bien, ha pronunciado las palabras mágicas mientras agita en circulos su varita mágica, y .....¡abracadabra! ¡Ha pactado un cambio en el castellano! "A partir de ahora, en español, las provincias vascas, Guipúzcoa, Álava y Vitoria se llamarán, por arte de mágia y del pacto que me sostendrá con pinzas durante un año y medio más, Bizkaia, Araba y Guipuzkoa" (que se pronuncia igual y que sólo tienen una ortografía distinta). ¡Toma ya! Así, sin más. Sin más trámites ni nada.

El académico y catedrático de Lengua Española Gregorio Salvador ha manifestado que "hacer oficial una ortografía distinta es una cosa absurda y molesta para el ciudadano común (...) es una de tantas estupideces que se han hecho en el terreno lingüístico".

¿Cómo se puede pactar una cosa así? Al señor presidente debería alguien explicarle el distinto tratamiento que tienen y la diferencia que existe entre los "antropónimos" (o nombres propios) y los topónimos (o nombres de lugares). Así, según la ortografía de 1999 y la nueva gramática española de la lengua publicada por La Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española, ambos tienen un tratamiento distinto en el que no me voy a extender mucho. Solamente comentar lo que dice nuestra Academia de la Lengua, y es que " cuando un lugar tiene ya un nombre conocido (históricamente, por tradición) en español, debe seguir usándose este; por ejemplo, Londres, Nueva York, París, Múnich, Oporto, Florencia..., y no London, New York, Paris, München, Porto, Firenze...". Del mismo modo los nombres institucionales (presidente, parlamento, gobierno, Junta, Generalidad, etc.) se escriben y pronuncian en nuestra lengua, y no en la de su origen. Y que lo único que se escribe o se pronuncia en la lengua vernácula son los nombres própios de personas o instituciones o clubes deportivos (algunos, porque no veas tu si al Estrella Roja tuvieramos que llamarlo en su lengua de origen). Así Bill Clinton no es Guillermo Clinton, o George Lucas no es Jorge Lucas. Así que Patxi López puede ser Patxi en vasco y cuando hablemos de él utilizando la "lengua del imperio" debemos llamarlo Patxi (aunque desconozco si es nombre o apelativo) (¿Patxi es Paco?). Sin embargo, lo que no se puede hacer, ya lo pacte ZP con el mismísimo diablo, es obligarnos a decir Árava en lugar de Álava, o Girona en lugar de Gerona, que es como se dice en español.

Recuerdo las dudas que surgieron en muchos cuando se llegó a un pacto similar con las provincias catalanas y gallegas. Y cuando decías Gerona, te decían que eras un "reaccionario" y un carca. Pero es que somos muy catetos a veces. Yo reconozco que muchas veces "se me escapa" Lleida, Xunta y Generalitat en vez de Lérida, Junta o Generalidad, pero es que claro, los medios de comunicación (que a veces son una vergüenza en esto del uso de la lengua), todo el día machacando en este sentido, al final se te mete en el sentido. Pero claro, así es la política, que lo acaba ensuciando todo, y del mismo modo que no se dice Moskvá, sino Moscú, pues lo otro sí se dice, porque es políticamente correcto y lo contrario es de "reaccionarios" y "conservadores" ultranacionalistas españoles que sólo buscamos el centralismo de Madrid......

Y luego está la catetez máxima, la soberana ignorancia, que es la de nombrar los cargos e instituciones de las Comunidades Autónomas en su lengua propia. O sea, que estamos hablando en castellano y de repente decimos "la exposición la inaugurará el president de la Generalitat acompañado por miembros del parlament catalá". ¡OLE, OLE Y OLE! ¿Pero cuándo hemos hecho eso con el presidente de Francia, de EEUU o de Italia? Pero no. Somos el Estado de la catetez autonómica.

Y lo que les digo. A mí se me escapan varias veces algunas cosas así, porque claro uno es que es humano, y mira que hago esfuerzos en sentido contrario.....

Y esto es lo que ha pactado nuestro particular "aprendiz de brujo" José Luis Rodriguez (no el Puma, sino Zapatero, como ya he comentado antes).

Y aunque esto es grave, sin duda alguna es más doloroso el tratamiento que se hace al tema de ETA o las trasferencias que dejan de lado al resto de los lugares de ESpaña (como ya pasó con el Estatuto (que no estatut, que es como un estornudo) catalán.

Pero claro, uno comenta estas cosas y le dicen que es anticatalán y antivasco y todo eso......¡pero si yo soy del Barça (que sí se le puede decir así), por Dios!

Y bueno, de la remodelación del gobierno (de la que no iba a haber el domingo, pero se produjo a continuación), mejor no les digo nada, porque si no me va a faltar blog. Zapatero, asustado ante las encuestas ha llamado a Rubalcaba, su particular Luca Brasi (los que hayan visto "El Padrino" sabrán de qué hablo) y le ha dado las riendas del "negocio". "Que parezca un accidente". "Ahora mandas tú". Y como un Felipe IV cualquiera, se va a dedicar a cazar, y a participar en actos públicos mientras su oscuro valido particular conducirá su gobierno de "quince portavoces" como él mismo los ha llamado.

En fin. Que Dios nos pille confesados (si alguien no sabe con quien, yo conozco varios sacerdotes muy "apañaos").

Pdt: Una buena noticia en medio de tanto "chapapote". Enhorabuena a Manos Unidas por haber recibido el "Principe de Asturias a la Concordia". Una institución de la que muchos tienen que aprender.

viernes, 15 de octubre de 2010

LA MIRADA DE UN PADRE

Este verano, caminabamos por la ciudad de Comillas (Cantabria), cuando decidí cruzar la calle porque tenía el coche aparcado en la otra acera. Miré que no pasaba ningún coche y crucé instintivamente al otro lado empujando el carrito de mi hijo Javier. Al cruzar, mi compadre José Manuel me llamó la atención, con toda la razón del mundo, desde el otro lado. -"¡Hay que cruzar por el paso de cebra!". Me excusé sabiendo que no había excusa e intenté cambiar de tema. (sobre todo para desviar la atención de los niño). Allí delante de mis dos hijos y los de mis compadres (uno de ellos ahijado mío) (quiero aprovechar para saludarlo), había roto una de las normas que siempre les repetía en la teoría y en la mayoría de las "prácticas". ¡ Menudo ejemplo el mío!

Intento ser cuidadoso con los detalles, de lo que ven y escuchan los peques cuando están delante. Pero evidentemente nunca es suficiente, y al mínimo descuido, al bajar la guardia, ¡plas! puedes estar dando una lección de mal ejemplo. Porque al final lo que importa no son las lecciones. no es solamente la teoría. Lo más importante, lo que más ayuda a un niño, a un joven, es nuestra actitud. Que vean en nosotros personas coherentes, que hacen lo que dicen, que mantenemos nuestras promesas (las buenas y las malas), que en la vida llevamos a la práctica lo que "predicamos".

A mí mismo me digo muchas veces: ¿Quieres que tu hijo sea honrado? Sé honrado. ¿Quieres que sea humilde? No seas soberbio. ¿Quieres que sea pacífico? Resuelve las disputas en casa con serenidad. ¿Quieres que sea trabajador? Sé trabajador. ¿Quieres que sea ordenado? Se ordenado en casa. ¿Quieres que ayude en casa? Hazlo tú primero y anímale a que te acompañe en la tarea. ¿Quiero que sean buenos cristianos? Se tú un buen cristiano.
Que me vea leer, estudiar, trabajar, querer, ser sensato, rezar, admitir mis errores, entregar cariño en casa..... La coherencia es la más importante de las lecciones. Porque la coherencia, no solo con los hijos, es la base de la autoridad. La potestad la tenemos todos los padres por el sólo hecho de serlo, pero la autoridad tenemos que ganarnosla a base de dialogo, de cariño, de atención y de coherencia. Y a veces es tan complicado estar siempre alerta, siempre atento a los pequeños detalles. Gracias al cielo, Dios nos pone a nuestro lado, además de su atenta mano y la de su Madre Santísima, a personas como nuestra esposa, la familia o nuestros amigos, que saben decirnos cuando pisamos la linea continua "¡por el paso de cebra!". Y como no somos perfectos debemos dejarnos decir y desdecir.

Es una gran y dificil tarea. Hay que estar siempre en guardia. Siempre "presto y dispuesto". Siempre meditando cada acción. Pero es una de las cosas grandes de ser padre. Que enseñando aprendemos también nosotros a ser mejores. ¿Quiero que mi hijo progrese? Tengo que progresar yo también, porque nosotros somos el espejo en que se reflejan. Y eso no es nada facil, pero es un reto ilusionante. Ellos serán, en gran parte, lo que le hayamos enseñado a ser. Y es que a veces los padres nos empeñamos en que nuestros hijos sean "buenos deportistas", "buenos estudiantes", "educados", "emocionados cofrades", "ingenieros o licenciados", y no nos damos cuenta que lo primero que quieren ser nuestros hijos es "como tú mamá" o "como tú papá".

Esto a veces da vértigo (por lo menos a mí y a muchos con los que hablo de ello). La de ser ejemplares para que nuestros hijos vivan esos valores que queremos transmitir. Pero no es una meta imposible si Dios nos la da. Y todo esto lo descubro, no tanto en las sesiones de orientación familiar en las que participo, o en los l¡bros que por mi trabajo leo, sino sobre todo en la experiencia propia con mis hijos y en el día a día en el colegio, donde ves como cada niño es hijo de las circunstancias de su propia familia. De la atención que les brindan, del cariño que reciben, de cómo se siente o no bajo la atención educativa de sus padres y profesores....

Porque otra de las reglas básicas que palpo en todo esto, es la necesidad de que los hijos sepan que sus padres "están ahí" con ellos. A las duras y las maduras. Con la mano firme de la enseñanza y el corazón tierno del cariño. Siempre al lado. Con la mirada del amor puestos en ellos para hacerlos a ellos también "perfectos en el amor" y que sean felices.

Y esta es, quizás, nuestra primera tarea en el camino a nuestra santificación personal. La de ser buenos esposos y buenos padres. Porque aunque vemos todas estas tareas duras y comprometidas, la del buen padre, el buen esposo y el buen cristiano, no dejan de ser las más ilusionantes de las tareas que Dios nos ha puesto en nuestra existencia, y "el camino a recorrer está asfaltado de gracias si es el camino del amor". El día a día es lo que nos hace santos (o no). No importa caer, como caigo en tantas ocasiones, sino levantarme y seguir. Y eso también lo valoran nuestros hijos, que no quieren "supermanes" sino padres de carne y hueso.

Les dejo con un cuento que he leído sobre la presencia y la mirada atenta del padre (o de la madre si es su caso) y de la importancia que tiene esa mirada en la formación de la conciencia de nuestros hijos y en su madurez. Espero les guste tanto como a mí.

"Un muchacho vivía solo con su padre, ambos tenían una relación extraordinaria y muy especial. El joven pertenecía al equipo de fútbol americano de su colegio, usualmente no tenía la oportunidad de jugar, bueno, casi nunca, sin embargo su padre permanecía siempre en las gradas haciéndole compañía. El joven era el más bajo de la clase cuando comenzó la secundaria e insistía en participar en el equipo de fútbol del colegio; su padre siempre le daba orientación y le explicaba claramente que "él no tenía que jugar fútbol si no lo deseaba en realidad"... pero el joven amaba el fútbol, ¡no faltaba a una práctica ni a un juego!, estaba decidido en dar lo mejor de sí, ¡se sentía felizmente comprometido! Durante su vida en secundaria lo recordaron como el "calentador del banquillo", debido a que siempre permanecía sentado... su padre con su espíritu de luchador, siempre estaba en las gradas, dándole compañía, palabras de aliento y el mejor apoyo que hijo alguno podría esperar. Cuando comenzó la Universidad, intentó entrar al equipo de fútbol, todos estaban seguros que no lo lograría, pero a todos venció, entrando al equipo. El entrenador le dio la noticia, admitiendo que lo había aceptado además por como él demostraba entregar su corazón y su alma en cada una de las prácticas y al mismo tiempo le daba a los demás miembros del equipo un gran entusiasmo. La noticia llenó por completo su corazón, corrió al teléfono más cercano y llamó a su padre, quien compartió con él la emoción. Le enviaba en todas las temporadas todas las entradas para que asistiera a los juegos de la Universidad. El joven era muy persistente, nunca faltó a un entrenamiento ni a un partido durante los cuatro años de la Universidad, y nunca tuvo la oportunidad de jugar ningún partido. Era el final de la temporada y justo unos minutos antes que comenzara el primer juego de las eliminatorias, el entrenador le entregó un telegrama. El joven lo tomó y luego de leerlo se quedó en silencio. Temblando le dijo al entrenador: "Mi padre murió esta mañana, ¿no hay problema de que falte al juego hoy?". El entrenador lo abrazó y le dijo: "Toma el resto de la semana libre, hijo. Y no se te ocurra venir el sábado". Llegó el sábado, y el partido no estaba muy bien, en el tercer cuarto, cuando el equipo tenía 10 puntos de desventaja, el joven entró a los vestuarios y se puso el uniforme y corrió hacia donde estaba el entrenador y su equipo, que estaban impresionados de ver a su luchador compañero de regreso. "Entrenador, por favor, permítame jugar... yo tengo que jugar hoy", imploró el joven. El entrenador pretendió no escucharle, de ninguna manera podía permitir que su peor jugador entrara en el cierre de las eliminatorias. Pero el joven insistió tanto, que finalmente el entrenador sintió lástima y aceptó: "Bien, hijo, puedes entrar, el campo es todo tuyo". Minutos después el entrenador, el equipo y el público, no podían creer lo que estaban viendo. El pequeño desconocido, que nunca había participado en ningún juego, estaba haciendo todo perfectamente brillante, nadie podía detenerlo en el campo, corría fácilmente como toda una estrella. Su equipo comenzó a ganar, hasta que empató el juego. En los segundos de cierre el muchacho interceptó un pase y corrió todo el campo hasta ganar con un touchdown. La gente que estaba en las gradas gritaba emocionada y su equipo lo llevó cargado por todo el campo. Finalmente cuando todo terminó, el entrenador notó que el joven estaba sentado calladamente y solo en una esquina, se acercó y le dijo: "Muchacho no puedo creerlo, ¡estuviste fantástico! Dime, ¿cómo lo lograste?". El joven miró al entrenador y le dijo: "Usted sabe que mi padre murió... pero no sabía que mi padre era ciego". El joven hizo una pausa y trató de sonreír. "Mi padre asistió a todos mis juegos, pero hoy era la primera vez que podía verme jugar... y yo quise demostrarle que sí podía hacerlo". De la web de Interrogantes.

lunes, 11 de octubre de 2010

UNA OPORTUNIDAD

Mañana (u hoy o "el otro día", dependiendo de cuando estes leyendo esto) día 12 es (o fue) el día de la Virgen del Pilar (co-Patrona y Reina, junto con la extremeña Virgen de Guadalupe, de la hispanidad, que no de España) (la patrona de España, como bien sabes, es la Inmaculada Concepción), y fiesta Nacional de España o como se llamó en otras épocas, de la Hispanidad, la Raza o de la Patria.

Como ya comenté en la entrada de este blog "Lo que somos", nuestro país puede presumir de haber vivido una gran historia. Sin España no se entiende la historia moderna, pues no se puede entender esta sin el Descubrimiento de Ámerica, el nacimiento del Estado Moderno, las numerosas gestas de nuestros paisanos y nuestra literatura, pintura y arte.

Por eso cuando veo el cine y las series de televisión de otras naciones en las que ensalzan su historia y sus logros, no puedo más que tener envidia sana (a veces insana). Porque hoy una parte muy importante del conocimiento llega a través de los medios de comunicación, de internet, la televisión o el cine. Seguramente gran parte de esta llega deformada o manipulada, pero siempre es un punto de partida el despertar la curiosidad de nuestros jóvenes en algo y luego llegar a la verdad de esa historia.

Yo, que llevo dos años dando historia a los alumnos de PCPI de la EFA donde trabajo, descubro el vacío que en esta materia tienen nuestros alumnos. Y el desconocimiento de nuestra historia nos conduce a la vulgaridad. No se trata de que nuestros jóvenes tengan un conocimiento exhaustivo de la historia de España y de la humanidad, pero sí uno básico, coherente y que los situe en la actualidad. Hoy día es muy dificil ver a los chavales jugando al trivial, entre otras cosas porque habría quesitos que no conseguirían en la vida. Y no por culpa de ellos, sino nuestra. Como dice un anuncio "nuestros hijos están dispuestos a aprender, aquello que estemos dispuestos a enseñar".

Cuando hago los exámenes de preevaluación me sorprende que no sean capaces de decir 5 reyes de España, tres presidentes de la democracia o decir qué hicieron y quienes eran los Reyes Católicos.
- ¿Qué quienes eran los Reyes Católicos? Pues Pedro I.
-¿los dos?
- Sí.
Otro me situó el descubrimento de Ámerica en 1968.......
- "¿tú crees que Ámerica se descubrió hace unos 40 años?"
- "hombre, maestro,...... ya me está poniendo en la duda".....

Por supuesto la mayoría dejan en blanco preguntas como quiénes eran los visigodos, quién era Felipe II, o qué ocurrió en la Guerra de Sucesión. La mayoría dicen de Franco era un militar (bueno, uno que su padre siempre dice que a ver si vuelve), de la Reconquista apenas nada y uno comentó que la Guerra de la Independencia se ocasionó "por una tontería". Bueno eso la mayoría. Alguno se salva. Y les estoy hablando de chavales de 16 o 17 años. Y lo que les digo, la culpa no creo que sea de ellos, sino del bajo nivel de exigencia que ponemos y la poco importancia que le damos a determinadas materias en nuestro sistema educativo. ¿Se acuerdan de la educación de calidad?

El caso es que nosotros antes teníamos "Erase una vez....el hombre" (material que a veces uso), y en Televisión Española a veces se realizaban series como "Cervantes", "Ramón y Cajal", "Memoria de España" , "El Quijote", o la memorable "Teresa de Jesús" , que nos situaban y nos daban un barniz de lo que somos y fuimos, y de dónde procedemos.

Hoy dia las películas históricas sirven para lo mismo que las que se hicieron en España en la postguerra. O sea, para justificar un bando, a los vencedores o vencidos, pero ninguna para decir que todos perdimos y hablarnos desde la objetividad. En una cosa sí se ponen de acuerdo en España y fuera de ella. En que no hay ninguna época en que la gente haya creido en Dios, (ni siquiera los curas, las monjas y los monjes) y que en la Iglesia eran todos unos corruptos (las cosas de la envidia, la ignorancia y la falta de objetividad, que son muy malas). Es cierto que para hacer "bodrios" como "La Conjura de El Escorial" o convertir "La Celestina" en una película "cuasi-X" (como ocurrió en la última versión), mejor estarse quietos, pero bueno, tenemos los cineastas y productores que tenemos. Luego están los otros productores, a los que les encanta sacar a relucir no lo mejor, sino lo peor de nuestra historia. El caso más reciente "También la lluvia" la cinta candidata por parte de nuestra Academia para las nominaciones de los Oscar, que vuelve a denunciar lo malos que fuimos "en el nombre de Cristo y de España" con los indigenas tras el Descubrimiento. Que es que nada bueno trajo este "Encuentro de culturas" como gusta llamarse ahora. Independientemente de que sea buena o mala que no lo sé porque no la he visto (ni yo ni nadie, porque no se ha estrenado todavía), aunque el hecho de que uno de sus protagonistas sea Luis Tosar, siempre es una garantía.

Y es que muchas de las películas y series (la mayoría extranjeras), quitando determinados contenidos, se pueden aprovechar en el fondo. De una película de Robin Hood podemos explicarles a nuestros chavales el feudalismo, los burgos y las clases sociales de esa época. De "Gladiator" podemos iniciar una buena charla sobre el imperio romano y de "Tiempos Modernos" podemos desarrollar la revolución industrial y sus conflictos sociales.

Por eso, aunque no soy yo muy del cine español actual, siempre me gusta darle una oportunidad a las películas españolas de corte histórico, aunque con la mayoría me lleve un buen chasco. Pero nuestro cine y nuestra televisión tienen en nuestra historia un filón que no aprovechan. No se entiende que en un país donde los libros preferidos son los de novela histórica, sólo se haga cine de conflictos sociales, de lesbianas desestructuradas, de arrabales conflictivos, de familias alternativas estupendas y familias tradicionales negativas, del drama de la izquierda en la Guerra Civil, o de la psicología intrínseca plasmada en el celuloide del pensamiento del director. Y claro así les va. Viviendo de la subvención. El año pasado sólo películas como "Celda 211" se salvaron en taquilla.

Mientras, en la televisión triunfan series como "Los Tudor", "Águila Roja" (yo no la veo porque lo de un pseudo-ninja en el siglo de Oro no cuela, pero reconozco que al menos deja un barniz de la época al que lo ve), o miniseries como la de Suarez o las del 23-F.

Por eso cuando salió la película de Lope, quise darle una oportunidad e ir al cine. La película está bien, entretenida. Sin grandes pretensiones de guión se trata de una película que se deja ver. Además la ambientación histórica está muy bien conseguida, siendo quizás el punto fuerte de este film. Otra cosa que te engancha es escuchar los versos de Lope en "off" enlazados con determinados momentos de la historia.
Ya lo digo, no es un peliculón ni mucho menos, pero es agradable de ver y en ella vemos reflejados esos momentos del Madrid de la Corte, del teatro español clásico y el ambiente de las corralas de comedias, y de actores, escritores, mecenas, figurantes y público de toda clase social.
También bien ambientado el clima de Lisboa (esa Lisboa todavía española), de la soldadesca española y la Armada.

Además no parece una película española, porque los frailes practican la fe en la que creen, sienten su vocación y hasta practican la caridad con los más necesitados (por fin alguien se ha dado cuenta) . Y no abusa excesivamente del sexo gratuito.
Es verdad que no es del todo fiel a la vida de Lope, que mezcla hechos que no coincidieron y que no analiza determinados aspectos de su personalidad muy importantes para forjar su caracter y su obra, cosa que hace su argumento bastante más "light" y con menos jugo del que se podía haber sacado. Y que al final no deja de ser una copia inferior de "Shakespeare in love" a la española. Pero hay que reconocerle también sus méritos.
Así que cuando la ví, me dije, "quitando alguna escenita esta se la puedo poner a mis alumnos". Y eso me dio alegría. Porque parte de esta película se podía trabajar tanto en Historia como en Lengua Española.

Ahora Antena 3 "amenaza" con estrenar un par de series históricas.
Una, "Hispania", relata el enfrentamiento de Viriato con los romanos en nuestra peninsula. Esta tiene buena pinta. Por lo que hemos visto en los "trailers" parece que está bien conseguida. Veremos a ver el guión y la manera de contarlo. Ya sabemos que "Roma no paga traidores".

La otra serie me da un poco más de miedo. Se trata de la "Princesa de Éboli", que también anuncian ya en tv. Esperemos que no lo enfoquen sólo desde el mundo del "corazón", y no lo conviertan en un "Salvame" del s.XVI., porque tienen un buen material con la vida de esta princesa de la famosa familia de Mendoza, que coincidió con Teresa de Jesús con la que mantuvo grandes conflictos, sus líos con Antonio Pérez, su vida en la Corte y sus intrigas con Felipe II.

En fin. Que sea lo que Dios quiera. Le daremos una oportunidad.

Pdt: Hablando de cine, para los que somos seguidores de Clint Eastwood una buena noticia: Este mes se estrena en EEUU su última película como director en la que ha contado de nuevo con Matt Damon como actor principal despues de la magnífica "Invictus". El productor nada más y nada menos que Steven Spielberg. "Más allá de la vida" parece que será la traducción de "Hereafter". Por aquí llegará para Enero. La esperamos ansiosos.

jueves, 7 de octubre de 2010

Granadinos ilustres: D. Álvaro de Bazán y Guzmán

Nuestra ciudad, Granada, ha sido y es cuna de muchos e ilustres ciudadanos. Al nombrar "granaíno"nos vienen a todos a la mente nombres como García Lorca, Eugenia de Montijo, Frascuelo, Pedro Antonio de Alarcón, Alonso Cano, Boabdil, el Capitán General Narváez o el recientemente fallecido Ayala. Luego tenemos muchos hijos adoptivos, también conspicuos, como San Juan de la Cruz, Manuel de Falla, San Juan de Dios, el Gran Capitán o los própios Reyes Católicos que reposan eternamente en nuestra ciudad.

Junto a estos, existe un gran número de granadinos que podemos calificar de insignes por su trayectoria o por su participación en algún hecho que les hizo dejar huella en la historia, pero que en numerosos casos son desconocidos para muchas personas, o al menos se desconoce que nacieron en nuestra tierra.

Hoy, día de la Virgen del Rosario quiero inaugurar mi particular panteón de granadinos ilustres con uno de los grandes almirantes que participaron en la Batalla de Lepanto, vencida por la Liga Santa constituida por Felipe II , y capitaneada por el insigne D. Juan de Austria, precisamente hoy que se cumple el 439 aniversario de «la más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos, ni esperan ver los venideros», como la describió D. Miguel de Cervantes.

Me refiero a D. Álvaro de Bazán y Guzmán, uno de los más ilustres y a la vez desconocidos paisanos que tenemos. Desde mi punto de vista ha sido uno de los grandes olvidados en "el paseo de la fama" del boulevard de Constitución (espero se le recuerde en la segunda fase) y desconozco si existe algun busto, escultura o placa conmemorativa en alguna parte de nuestra ciudad (aunque creo que la respuesta es negativa) (si alguien lo sabe, que me lo comente). Sí da nombre a una calle, la que discurre desde la Plaza de S. Agustín, por detrás del mercado, hasta la calle Elvira, cruzando la Gran Vía.


La familia Bazán llegó a nuestra ciudad en la Guerra de Granada, donde luchó su abuelo. Su padre, marino de prestigio al servicio de Carlos I, de igual nombre y conocido como Don Álvaro «el Viejo», llegó a ser Capitán General de las Galeras de España.

D. Álvaro de Bazán nació el 12 de diciembre de 1526 en el mismo centro de Granada, junto a la actual Plaza de Isabel la Católica, en una noble casa cuyos terrenos comprara más tarde la familia de los Cordova y edificara allí el famoso Palacio de los Cordova de nuestra Ciudad (como sabrás no siempre estuvo donde está ahora).

Debió de estar poco en nuestra ciudad (quizás por eso lo hemos olvidado), pues dicen las crónicas que desde muy joven tuvo la oportunidad de navegar en la escuadra de su padre. El 25 de julio de 1544 participó activamente junto a su progenitor en la derrota de las tropas francesas en las costas de Galicia. El libro "Retratos de españoles ilustres" describe así los hechos :"Alumno de su padre en el arte de la guerra, participó desde sus tiernos años de los laureles que le habían ceñido. A su lado estuvo en la victoria naval que consiguió de la Armada Francesa sobre las costas de Galicia en 25 de Julio de 1544; y conducidas las presas á la Coruña, quedaron al cuidado del joven Alvaro, mientras su padre dando gracias al Cielo recibía las honras del Príncipe D. Felipe, y los aplausos de toda la Nación. Así pudo salir ya en 1554 como Capitán General de una Armada á custodiar nuestras costas, y proteger el comercio de Indias".

Sus primera encomienda fue la de defender de corsarios y berberiscos el golfo de Cádiz y así proteger la flota de Indias. Levantó junto a Mendoza el sitio turco a Orán y Mazalquivir y reconquistó el peñón de Vélez de la Goméra. Socorrió y defendió a Malta y Sicilia del ataque del turco Solimán y en 1568 fue nombrado Capitán General de las Galeras de Nápoles, auxiliando la armada de D. Juan de Austria.

Pero sin duda alguna su gesta más importante es su participacion al mando de la escuadra de socorro o de reserva en combate, formada por 30 galeras en la Batalla de Lepanto. La inteligente actuación de D. Álvaro fue decisiva en el resultado final de la batalla, al intervenir con sus naves de socorro impidiendo que otras galeras turcas puedan unirse al nucleo de la batalla que se estaba desarrollando, y enviando 200 hombres de apoyo a la galera de don Juan. La lucha duró una hora y media. Con esto, el centro de la flota turca queda deshecho, al igual que antes su flanco derecho. Alí Baja fue abatido por siete disparos de arcabuz y un soldado de los Tercios, Andrés Becerra, descolgó el estandarte otomano y un galeote cortó la cabeza de Alí ofreciéndosela a Juan de Austria. Cae rendida la galera capitana turca y los cristianos se apoderan de su estandarte.
Bazán con la escuadra de reserva, consiguió detener un nuevo ímpetu del ataque turco, que estuvo a punto de cambiar la suerte del combate.
La victoria de la batalla fue atribuida a la Virgen del Rosario, y se incorporó al rezo del rosario la letanía "auxilium cristianorum".

Otro de sus grandes logros militares fue en la batalla naval de la Isla Tercera (Azores), con una aplastante victoria contra los franceses e ingleses y ocupación de aquellas islas. Precisamente esta batalla se considera el nacimiento de "la Infantería de Marina", dado que D. Álvaro de Bazán empleó por primera vez en la historia fuerzas de infantería de tierra para la ocupación de playa y terreno.

La vida militar de Álvaro de Bazán va indisolublemente unida a las grandes gestas de la Marina española en tan glorioso tiempo. Fue hombre de confianza de Felipe II y este por sus méritos militares le nombró Capitán de la Mar Océana y Almirante de la Marina y le concedió el título de Marqués y tomo el nombre de Marques de Santa Cruz por ser señor de la villa de Santa Cruz de Múdela, con lo que el Viso del Puerto (Ciudad Real) paso a llamarse Viso del Marqués (hasta el dia de hoy). Además D. Álvaro compró a Felipe II el señorío de la villa de Valdepeñas.

A nuestro paisano le encomendó S.M. el rey Felipe II la preparación de "la Grande y Felicísima Armada" que los ingleses llamaron "la Invencible". Esta fue su última encomienda, dado que cuando planeaba minuciosamente el ataque y preparaba la Armada en Lisboa le sobrevino la muerte el 9 de febrero de 1588. Quien sabe si no hubiera tenido un final distinto la empresa de la conquista de Inglaterra si hubiera estado, como quiso desde un principio Felipe II, D. Álvaro de Bazán a su mando.

.-Honores y reconocimientos.

Muchos son los honores que se le han brindado en vida y tras su muerte a D. Álvaro de Bazán. Además de los diversos nombramientos a los que he hecho referencia en la Armada, el título de Marqués de santa Cruz, el de Caballero de la Orden de Santiago y que la propia localidad de El Viso cambiara su nombre en su honor, otros reconocimientos civiles y militares han laureado su persona.
Así, el archivo español de la Armada Española, es el "Archivo General de la Marina Española Álvaro de Bazán" cuya sede se encuentra en el Palacio del Marqués de Santa Cruz, en la localidad de Viso del Marqués. (Este palacio fue arrasado por los franceses en la Guerra de la Independencia, quizá como venganza postuma por las derrotas sufridas de su mano, y reconstruido tras la Guerra Civil en 1949) (ya saben lo que hicieron en nuestra ciudad con los restos del Gran Capitán). (muy "ilustrados" ellos).

También la Armada le ha dedicado el nombre de una fragata en su honor. La fragata Álvaro de Bazán (F-101) es una fragata de la Armada Española, cabeza de su clase a la cual da nombre. Fue botada en Ferrol el 31 de octubre de 2000 .

Además de numerosas calles repartidas en toda la geografía española, los dos monumentos más significativos son los que se encuentran en El Viso del Marqués de Ciudad Real, y el que preside la Plaza de la Villa de Madrid. Este último es el más importante por el lugar que ocupa, presidiendo la plaza del Ayuntamiento de la Capital de España, muy cerca de la Plaza de Oriente, y porque fue realizado por el mismo gran escultor que hiciera el monumento de Isabel la Católica de nuestra ciudad. El gran Mariano Benlliure.

Y lo dicho, aquí en Granada una calle y poco más.

Fue mecenas de pintores y escritores, y el mismísimo Lope de Vega le dedicó una obra y numerosos versos.

Es bueno que no olvidemos en nuestra ciudad a tan gran marino, tan fiel servidor de España y tan eficaz siervo de Felipe II. Un grande en una época grande. Un "granaíno" que llevó y lleva nuestro nombre por todo Occidente. Un almirante de talla igual o mayor del de otros paises como el Almirante Nelson. Un paisano universal.

El fiero turco en Lepanto,
en la Tercera el francés,
y en todo mar el inglés,
tuvieron de verme espanto.
Rey servido y patria honrada
dirán mejor quién he sido
por la cruz de mi apellido
y con la cruz de mi espada.

(Poesía dedicada por Lope de Vega en 1588 a D. Álvaro de Bazán)

domingo, 3 de octubre de 2010

"De las cosas nuevas"

Decía Thomas Jefferson, principal autor de la Declaración de Independencia de los EEUU, Padre Fundador y tercer presidente de esta nación americana, que "una sola cosa nos explica bien la historia y es en qué consisten los malos gobiernos."

En fín, que despues de haber tenido una semana tan sindical como la pasada, de tanto hablar de derechos de trabajadores, de pensiones y empresarios, quiero con esta entrada volver la vista atrás, al momento en que surgió el movimiento obrero, la cuestión social y el propio derecho laboral.

Mucho se habla de los factores que forzaron la aparición del Derecho del Trabajo en los diversos ordenamientos jurídicos nacionales y muchos se olvidan de un elemento fundamental. Los documentales, la tv, el cine y hasta los libros de texto enseñan a nuestros jóvenes la importancia del movimiento obrero, del socialismo científico, y de la llamada "lucha de clases" en el cambio de mentalidad que "empujó" a la clase política a legislar en "pro" del obrero. Pero a menudo se ignora, a veces intencionadamente, el valor de la Iglesia y su doctrina, el compromiso del la Iglesia Católica y su lucha por los valores del Evangelio, también en el mundo laboral y por la "justicia social". La doctrina social de la Iglesia, cuya principal diferencia con el socialismo era que no creía en la lucha de clases, no creía en el enfrentamiento entre obreros y empresarios, no se consideró nunca una "tercera via" entre el liberalismo (o el capitalismo) y el socialismo (o el marxismo), sino una doctrina social, una forma de entender también el amor en los medios de producción. Se trata de que, afirmando la propiedad privada (cosa que no entendía el socialismo científico ni el anarquismo) , esta debe regirse con los dictamenes del corazón cristiano.

Esta tesis, que marcó la democracia cristiana y que tanta influencia ha tenido y tiene en Europa y occidente, ha olvidado a menudo sus orígenes, relegando el papel de la Iglesia en la defensa de los derechos de los más necesitados y de los obreros a un tercer plano, e intentando ocultar a las nuevas generaciones su valor y su importancia.

Lo cierto es que la Iglesia lleva toda la vida luchando por las clases sociales más desfavorecidas, a pesar de las milongas que nos cuenten. Son muchísimos más sus aciertos que sus errores. Hospitales para los más pobres, cuando no existían los públicos, colegios para todos, cuando estudiar era de una élite, residencias de minusválidos y ancianos cuando estos eran despreciados, comedores sociales, dispensarios, visita de enfermos, acompañamiento del moribundo, acogida de presos, caridad con los más pobres, sin hablar de la ayuda y asistencia espiritual y humana. Las encíclicas "Rerum Novarum", "Quadragesimo anno", "Mater et Magistra", o el mismísimo Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia de Juan Pablo II no son más que la constatación escrita de lo que la Iglesia lleva realizando y predicando toda la vida.

Como las palabras propias sobran a veces ante las originales, quiero compartir en esta entrada un texto de la "Rerum Novarum", con una mentalidad totalmente liberadora, y que les animo a leer entero, ahora que estamos a punto de cumplir el 120 aniversario de su publicación. Quizás en él encontremos muchas similitudes con lo que la Iglesia condenaba entonces y el relativismo que condena ahora. Y también encontraremos un lenguaje innovador y revolucionario para el s. XIX en esta encíclica de León XIII, la del mensaje de amor de Cristo que durante toda la historia lleva transmitiendo la Iglesia Católica:

"Es urgente proveer de la manera oportuna al bien de las gentes de condición humilde, pues es mayoría la que se debate indecorosamente en una situación miserable y calamitosa, ya que, disueltos en el pasado siglo los antiguos gremios de artesanos, sin ningún apoyo que viniera a llenar su vacío, desentendiéndose las instituciones públicas y las leyes de la religión de nuestros antepasados, el tiempo fue insensiblemente entregando a los obreros, aislados e indefensos, a la inhumanidad de los empresarios y a la desenfrenada codicia de los competidores. Hizo aumentar el mal la voraz usura, que, reiteradamente condenada por la autoridad de la Iglesia, es practicada, no obstante, por hombres codiciosos y avaros bajo una apariencia distinta. Añádase a esto que no sólo la contratación del trabajo, sino también las relaciones comerciales de toda índole, se hallan sometidas al poder de unos pocos, hasta el punto de que un número sumamente reducido de opulentos y adinerados ha impuesto poco menos que el yugo de la esclavitud a una muchedumbre infinita de proletarios.

Es mal capital, en la cuestión que estamos tratando, suponer que una clase social sea espontáneamente enemiga de la otra, como si la naturaleza hubiera dispuesto a los ricos y a los pobres para combatirse mutuamente en un perpetuo duelo. Es esto tan ajeno a la razón y a la verdad, que, por el contrario, es lo más cierto que como en el cuerpo se ensamblan entre sí miembros diversos, de donde surge aquella proporcionada disposición que justamente podríase Ilamar armonía, así ha dispuesto la naturaleza que, en la sociedad humana, dichas clases gemelas concuerden armónicamente y se ajusten para lograr el equilibrio. Ambas se necesitan en absoluto: ni el capital puede subsistir sin el trabajo, ni el trabajo sin el capital. El acuerdo engendra la belleza y el orden de las cosas; por el contrario, de la persistencia de la lucha tiene que derivarse necesariamente la confusión juntamente con un bárbaro salvajismo.

Y éstos, los deberes de los ricos y patronos: no considerar a los obreros como esclavos; respetar en ellos, como es justo, la dignidad de la persona, sobre todo ennoblecida por lo que se llama el carácter cristiano. Que los trabajos remunerados, si se atiende a la naturaleza y a la filosofa cristiana, no son vergonzosos para el hombre, sino de mucha honra, en cuanto dan honesta posibilidad de ganarse la vida. Que lo realmente vergonzoso e inhumano es abusar de los hombres como de cosas de lucro y no estimarlos en más que cuanto sus nervios y músculos pueden dar de sí. E igualmente se manda que se tengan en cuenta las exigencias de la religión y los bienes de las almas de los proletarios. Por lo cual es obligación de los patronos disponer que el obrero tenga un espacio de tiempo idóneo para atender a la piedad, no exponer al hombre a los halagos de la corrupción y a las ocasiones de pecar y no apartarlo en modo alguno de sus atenciones domésticas y de la afición al ahorro. Tampoco debe imponérseles más trabajo del que puedan soportar sus fuerzas, ni de una clase que no esté conforme con su edad y su sexo. Pero entre los primordiales deberes de los patronos se destaca el de dar a cada uno lo que sea justo."

CARTA ENCÍCLICA RERUM NOVARUM DEL SUMO PONTÍFICE LEÓN XIII SOBRE LA SITUACIÓN DE LOS OBREROS. (Dada en Roma, junto a San Pedro, el 15 de mayo de 1891).

Se ha producido un error en este gadget.

Siguelo vía Email

BEATIFICACIÓN DE JUAN PABLO II

BEATIFICACIÓN DE JUAN PABLO II
1 de Mayo de 2011

Año de la Fe 2012-2013

Se ha producido un error en este gadget.