viernes, 19 de febrero de 2010

VIVIR LA CUARESMA: TESTIMONIO CRISTIANO

La cuaresma llega siempre cargada de toda clase de actividades, de actos, de pregones, de reuniones y tertulias. Apenas termina la Navidad se llenan las casas de Hermandad de cofrades, las calles de ensayos costaleros y las capillas de cultos. La primavera de las hermandades llega en las inmediaciones de la Cuaresma. Pero como toda flor….¿cuales son sus frutos? ¿Qué pasa tras la “floración” cofrade en Cuaresma? ¿Qué ocurre trascurrida la Pascua?

Durante el año, cuando veo cultos mensuales en casi todas las Hermandades después de Cuaresma y hasta Cuaresma, a los que falta tanta gente de la Hermandad, tanta gente que acude a casi todo y acude poco a los cultos y a las actividades de piedad y formación, que apenas acuden ante sus titulares durante el año para orar ante sus imagenes y meditar su advocación, me pregunto…..

¿Qué buscan en la Cofradía? ¿Qué buscamos haciéndonos cofrades? ¿Qué esperamos de nuestra Hermandad? Y es una duda que, sinceramente, me produce angustia y preocupación. Porque, veo mi parte de culpa y la de todos los que tenemos alguna responsabilidad en la “Semana Santa” en todo esto. ¿Porque tanta gente se queda en lo externo cuando los que sentimos lo trascendente no lo cambiaríamos por nada? ¿Qué estamos haciendo mal? ¿Por qué no sabemos trasmitir a los demás esta experiencia?


Es cierto que a menudo las circunstancias personales mandan. Que tienes los niños pequeños, familiares enfermos, horarios del trabajo, que te impiden acercarte a la Hermandad todo lo que te gustaría. También es verdad que son muchos en la vida cofrade que además de la Cofradía pertenecen a otros grupos parroquiales o a movimientos eclesiales en los que viven esa experiencia del compromiso cristiano. Familias que tienen a sus hijos en catequesis de comunión o confirmación en otras iglesias, que están en grupos de matrimonios en otras parroquias, que viven su fe en grupos y movimientos seglares, que acuden a la misa y a los actos del colegio de sus hijos… Su vida ya está llena de ese compromiso y en la Cofradía encuentran un plus más a todo eso que viven.


No es a ellos a quien me refiero, pues las Cofradías no pueden, ni deben, suplantar la vida eclesial de otras comunidades, sino ser una más. La propia idiosincrasia de las Hermandades permite que se pueda vivir la experiencia de la fe solamente en ellas, o en ellas y otros lugares a la vez. Mi preocupación no es esta. Cada uno vive su fe donde Dios le llama a vivirla.


Mi preocupación está en aquellos hermanos cofrades que no viven ni una ni la otra cosa. Que se dedican a ir al ensayo de su cuadrilla o de su banda, que se dedican a aparecer por la Junta de Gobierno, por la reunión tal o el encuentro cual, por la Casa de Hermandad determinados días y a acudir por supuesto el día de la estación de penitencia y a algún que otro culto y ya está. Y aquí acaba su vida cofrade y su participación cristiana activa en la comunidad creyente.


Ante esto debemos reflexionar todos y asumir nuestro compromiso personal.


EL APOSTOLADO: UN MANDAMIENTO DE AMOR.

"Me ha venido a la cabeza una reflexión que probablemente se relaciona con la proximidad de mi visita a Inglaterra. Es de un autor inglés -me parece que del Cardenal Newman, pero no estoy seguro- que, al contemplar como Londres, una ciudad inmensa, se iba descristianizando y secularizando como tantas grandes ciudades, oraba de este modo al Señor: dame diez santos y cambiaré esta ciudad.


Habéis hablado mucho de la mala
situación espiritual de vuestros c
ontemporáneos, que se muestran indiferentes, desinteresados, sin inquietud por los problemas espirituales, religiosos y éticos: que encaran su vida con superficialidad. (...)


La respuesta que podéis dar -y que ya dais- es la que se expresa en esa oración: dame
diez santos
y cambiaré esta ciudad.


Es lo que se enseña en la parábola del fermento
y la masa: el fermen
to cambia la masa, la hace creer y convertirse en pan.” (Juan Pablo II, Palabras informales en el Patio de San Dámaso, Ciudad del Vaticano, a los participantes en el Univ-82)


Así es. Tenemos que ser fermento en la masa de nuestras hermandades. Debemos ser la levadura que lo transforme todo en pan. Cuantas veces vemos a personas que tiran del carro y acercan almas a Dios. ¿Qué nos pasa que no nos atrevemos a ofrecer a los que más queremos la dicha que nosotros ya vivimos? ¿Por qué no tiramos todos del carro del amor a Cristo y a los demás? ¿Porqué puede más lo que llamamos “respeto humano” que la necesidad de trasmitir nuestra fe? La realidad de aquellos que en nuestros propios estatutos llamamos cofrades “no activos” o asociados es algo que nos debe mover a todos en un mismo sentido.


El apostolado es una realidad importantísima en el mundo cofrade porque un aspecto fundamental del culto público es la de llevar a Cristo y el Evangelio a “la calle”, a los “alejados y apartados”, a los que no han conocido con intensidad la Palabra de Dios. Y esta dimensión de la Estación de Penitencia debemos trasladarla al día a día, al “tú a tú”. Si importante es anunciar a Cristo por las calles, más importante es acercar la experiencia renovadora del Evangelio a nuestros hermanos de la Cofradía.


Y esto no es más que comunicar a los demás la experiencia de la vida en Cristo. Que sientan la experiencia del encuentro con Jesús en la oración, de la fuerza que proporciona Dios en los sacramentos, de la Caridad cristiana, de la necesidad de acudir a los medios de formación.


San Juan Bosco decía que “aquí hacemos consistir la santidad en estar siempre alegres. Muéstrate siempre alegre, pero que tu sonrisa sea sincera.” Ese es el primer signo del apóstol. La sonrisa sincera del que está lleno de Dios. El apostolado comienza y termina en el amor al otro. Al hermano se le comunica la dicha del encuentro con Dios porque se le quiere. Y esto tiene que surgir de la mirada cálida, del encuentro sereno y de la sonrisa tierna. Que daño hacemos al apostolado con los reproches, la indiferencia o las malas caras. La alegría es el amor disfrutado; es su primer fruto. Cuanto más grande es el amor, mayor es la alegría (SANTO TOMÁS, Suma Teológica). "Cuando ayuneis, no pongais cara triste como los hipócritas, que desfiguran su cara para que los hombres vean que ayunan" (Mt 6,16)


Decía Juan Pablo II en su V visita a España: “El apóstol habla con la caridad de Cristo: sugiere y propone, no dicta ni pretende imponer: sabe conjugar la fe y la convicción con el respeto al otro; la humildad con la confianza en Dios. La verdad se propone, no se impone


Por eso la Cuaresma es también tiempo de apostolado. Debemos en cuaresma acercarnos al hermano para hablarle de nuestra experiencia. Debemos frecuentar los sacramentos y animar a los que tenemos a nuestro alrededor a que también acudan a la Confesión y a la Eucaristía en este tiempo.


Es tiempo de ayuno y abstinencia de tantas cosas que son excesos y “piedras” en nuestro camino a la santidad.

Y sobre todo es tiempo de Caridad, de dar “nuestra mejor limosna” al más necesitado. Y el amor, que debe ser nuestro principal objetivo en la vida, debe comenzar por enseñar y acercar al hermano al mayor de los tesoros que tenemos: El de la vida en la fe.


Es tiempo de sacar nuestra mejor sonrisa. De que los demás descubran en nosotros la alegría del que se siente amado por Dios. Y ese puede ser el mejor de los apostolados. Porque la alegría es el signo visible de que estamos cerca del Señor. Sonreir es amar. Es llevar esperanza al otro. Es transmitir paz. Es portar a Dios, y es signo evidente de Dios en nosotros.


No dejemos esta responsabilidad exclusivamente en los vocales de formación o de cultos o en los Hermanos Mayores. Todos somos apóstoles. Todos estamos llamados a trasmitir nuestra alegría de Hijos de Dios. Todos somos Cuerpo de Cristo y todos hemos recibido el mandamiento del apostolado: “Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo, y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado” (Mateo, 28, 19-20).


Sonríe, Dios está con nosotros.


(artículo propio publicado en la revista GOLGOTA en cuaresma de 2009)

lunes, 15 de febrero de 2010

Cómicos

Bueno, la Academia del cine español ha dictado sentencia y "Celda 211" ha sido la gran ganadora de la noche.

Me ha hecho gracia como ocultaban en el Telediario de esta mañana de La 1, el relativo fracaso de "AGORA" indicando en varias ocasiones aquello de que "Celda 211 ha sido la gran ganadora de la gala con 8 Goyas, seguida de Ágora, con 7". Eso se llama maquillar la realidad con números engañosos, que parecen decir que "Celda 211" ha sido por un poco la ganadora, o que ha ganado tan sólo de uno. La realidad es bien distinta. "Celda 211" ha ganado los principales galardones de esta gala: mejor película, mejor director, mejor actor protagonista, mejor actor novel, mejor actriz de reparto, y mejor guión adaptado entre ellos. Mientras "Ágora" tan sólo se ha llevado uno de los llamados "Goyas" principales, o sea, el de "mejor guión original". Y los demás secundarios: fotografía, maquillaje, vestuario, efectos especiales, ....
Además "Celda 211" ha demostrado este año algo muy importante para todos estos que tanto defienden el cine subvencionado. Para todos aquellos que opinan que el cine es arte, y como tal no es comprendido y no tiene porque ser rentable. Para todos aquellos que se postulan por una ratio mínima de salas para el cine español. Para todos aquellos que creen que cine comercial es sinónimo de mal cine. Para todos esos que desde hace mucho tiempo están haciendo del cine español algo infumable, sectario, partidista, y proselitista de unos "valores" (por llamarlos de alguna forma) muy determinados y muy opuestos al de una gran mayoría.

Señores cómicos, (como le gusta a Bardem que se les llame), el cine nació para transmitir emociones, para entretener, para hacer soñar, para hacer reir, para transportarte a una realidad distinta que eleve tu imaginación. Y a veces esto no es "taquillero", pero es que en el caso del cine español casi nunca lo es.

¿Por qué lo que entretiene es malo? ¿Por qué la comedia, la intriga, el romanticismo, los sentimientos básicos del hombre no pueden formar parte del arte? ¿Por qué no hacer películas que gusten al gran público y no nos pierdan entre planos inclinados, flashback, tormentas de ideas, elucubraciones del director, reflexiones del productor, visiones de la más tétrica y pesimista realidad y defensa del mundo progre?

El gran público queremos películas donde nos agarremos al asiento de tanta tensión, que riamos, que soñemos, que lloremos, que apretemos los puños de emoción, que nos haga aguantar la lágrima para que no caiga (o sí), que vibremos con la vida de los personajes, que nos enganchemos a la trama, que nos transmitan emociones y hagan que se nos pasen "volando"las dos horas. Peliculas con valores, con trascendencia, que te hagan reflexionar y de las que salgas con un sentimiento positivo sobre el hombre. Y todo esto puede estar muy bien realizado, y podemos a la vez disfrutar de un buen plano, de una buena fotografía, de una excelente imagen, interpretación y dirección. Como lo hemos hecho con Hitchcock, Spielberg, Kubrick, Scorcese, Wilder, Ford, Eastwood, Berlanga, Mercero, y tantos y tantos otros. ¿O acaso estos directores no están a su altura? El cine bueno, realizado, dirigido, filmado y producido con calidad tambien puede ser entretenido (Tarantino tambien es un especialista en hacer un gran cine en cuanto a su realización, y con un contenido muy comercial). ¿Acaso "El Padrino," "Crash", "El tercer hombre", o en el cine patrio "Tesis", "Plácido" o "Atraco a las tres" eran malas películas?

¿O me van a decir que estas películas están mal hechas y no son arte?

Lo que pasa es que cuando estamos atados a la subvención, nos olvidamos de que el cine también es un negocio, y que debemos acercarnos a los deseos de la gente. Y, ¡ay!, si el cine español se olvida del público puede ser el comienzo del fin del cine español, porque cada uno seguirá haciendo "patatas asadas" mientras trinque la pasta (la pública, la de todos nosotros).

Por eso me parece que "Celda 211" da una gran lección a todos estos, y demuestra que el cine que gusta, el entretenido, tambien puede ser cine bueno. Creo que Alex de la Iglesia estuvo muy acertado cuando dijo anoche aquello de "necesitamos fortalecer la industria para hacer mejores películas y competir con Hollywood porque más que artistas o genios alternativos, somos trabajadores".

Por cierto, eché de menos ayer camisetas a favor de los parados, en contra de la crisis y de la jubilación anticipada, entre tanto traje de Chanel, Dior, Armani y otras mega-lujosas marcas que lucieron en la gala..... ¿donde estaban los comprometidos de las causas justas y del "No a la guerra"?.

Y es que se les ve el "plumero" a muchos de estos "progres de etiqueta", que encabezan manifestaciones contra empresarios e Iglesia y que "detestan" todo lo que venga de los "yanquis" y luego no pueden evitar que , con su pajarita o traje largo, se les caiga "la baba" mirando a Hollywood, a su estética de smoking y alfombra photocall y a todo lo que representa el cine americano, y se mueren por ser "uno más" en la meca del cine.

Pues eso, todos muy CÓMICOS.

En fin, yo que vi el principio y el final de la gala, me pareció la más entretenida desde hace mucho tiempo gracias a Buenafuente y al aire que le está dando Alex de la Iglesia. Pero tengo que reconocerlo. Entre medias, Marisa y yo, vimos un peliculón americano lleno de valores sobre la amistad, sobre el matrimonio, la compañía, el trabajo, y la familia . Que trata de una forma muy sensible la crisis y el problema del desempleo.
Se trata de "UP IN THE AIR", y me encantó. Una peli muy bien hecha, entretenida y con mensaje, con un George Clooney magistral, recordando a grandes del cine clasico como Cary Grant......vamos, lo que hace a una pelicula, ser una buena película.

Pero claro, gustos hay como colores.
Veanla y luego me cuentan.

Pdt: ¿Sabían que "Agora" ha recaudado cerca de 21 millones de Euros conviertiendose en una de las 10 más taquilleras del cine español (la 5ª tras "Torrente 2"), pero que ha costado realizarla 50 millones? ¿Y la diferencia? ¿Quien la paga?

Pdt2: Lo mejor de la gala, cuando Buenafuente le dice a la ministra: "Bajaria a saludarla, pero no me atrevo a bajar nada delante suyo" jajajaja.
Lo peor la aparición de Leire Pajín de gala.....¿un anuncio subliminal de "La herencia Valdemar"?



viernes, 12 de febrero de 2010

Flor de almendro

Tiene la época en la que vivimos una extraordinaria capacidad para engullir en beneficio propio todo aquello que no es suyo. Y una vez deglutido, cuando lo devuelve a la propia sociedad, lo deja irreconocible, carente del sentido para el que se creó, caricatura de su propia razón de ser.
Y me refiero ante todo a las fiestas y celebraciones cristianas que revisten nuestro calendario de una extraordinaria belleza, de una emocionante profundidad y de una sentida espiritualidad.

Entre la "sociedad de consumo", los políticos (¡ay! los políticos....) y la templanza de los que nos llamamos cristianos, todo está dejando de ser, no ya "lo que era", sino lo que ES.


Así la Navidad para muchos no es más que una fiesta que les sobra (cuando no la "tienen aborrecida"), porque no les supone más que "lios de comidas en casa", dejarse la paga extra y la otra en regalos, muchos de ellos de "compromiso", atascos para ir de un lado al otro en coche, inaguantables estancias en masificados Centros Comerciales, y sonrisas forzadas con mucha gente a la que no pueden ni ver. Y claro, para nuestros gobernantes, nada de "NAVIDAD" o "NATIVIDAD", que puede herir susceptibilidades. A partir de ahora "Fiesta del Invierno" como mucho.
Ya para pocos nos queda la Navidad de acercarnos al corazón del Niño Jesús y sentir el calor del nacimiento de Dios Hijo en un pobre pesebre para traernos la Redención.

Halloween significa "All hallow's eve", palabra que proviene del inglés, y que significa "víspera de todos los santos", ya que se refiere a la noche del 31 de octubre, víspera de la Fiesta de Todos los Santos. ¿Qué queda de la Fiesta de Todos los Santos ante la todopoderosa máquina de la fiesta de las brujas y los fantasmitas?

Y la Semana Santa ya es para muchos tan solo "la Semana del crucero" o la "Fiesta de la Primavera".

Y como estas otras tantas fiestas han pasado a ser arrolladas por los "Corte Inglés" y Centros Comerciales de turno, por el laicismo militante, por el relativismo y la mentalidad light de nuestra sociedad.

Una de estas fiestas es sin duda la que nos ocupa este fin de semana, o sea SAN VALENTÍN.

S. Valentín es para muchos "la gran fiesta del comercio". Una fiesta creada para que los Grandes Almacenes y las tiendas se forren (sobre todos los primeros, porque los pobres comercios tradicionales están tiritando con esta crisis).
San Valentín es hoy día la fiesta "que nadie celebra" (o al menos eso dicen muchos), pero en la que todo el mundo compra algo porque "hay de mí como no le regale nada".

Es la fiesta en la que las flores valen el doble que tres días despues, los bombones parece que están envueltos en papel de oro de verdad, y no encuentras una mesa en ningún sitio para cenar. Todo está lleno de corazoncitos rojos, angelotes disparando flechas y ramos de rosas. Vamos lo que se dice una fiesta cara y cursi en toda regla.

Pero detrás de todo esto se encuentra escondido algo más.

¿Os habeis preguntado alguna vez quien era San Valentín? Porque claro, y perdonenme la obviedad, si tiene el titulo "SAN" precediendole, será porque es santo. Y si es santo será porque habrá vivido según el Evangelio y cumpliendo la Voluntad de Dios. Digo yo ¿no?

Bueno, pues les voy a presentar a este santo, tan envuelto en trazos de leyenda y realidad.

Nos encontramos en el año 270 despues de Cristo, bajo el poder del emperador Claudio II, llamado "el gótico". Este emperador llega a la conclusión de que los matrimonios son nefastos para el "miles gloriosus" romano, y que a mayor número de casados, menor número de soldados. Y que soldado casado, soldado perdido.
Así que ¿qué hace tan portentosa mente, tan sabio gobernante? Pues prohibe los matrimonios.
Si nadie se puede casar, pues esto favorecerá que la gente se marche a la guerra.

Sin embargo aquí aparece el protagonista de nuestra historia.
Valentín era un médico romano que se hizo sacerdote y llegó a Obispo de la ciudad de Interamna (hoy Terni, Italia).
En la clandestinidad, la propia de ser cristiano pues estaban perseguidos, casaba a los soldados, a pesar de la prohibición del emperador Claudio, porque se negaba a aceptar que nadie fuera contra la fuerza del amor que es bendecida por Dios en el sacramento del matrimonio. La fama de Valentín llegó a todas partes del Imperio, y de todas partes llegaban parejas para que les casara. Pero la noticia llegó también a oidos del emperador que ordenó encerrarlo esperando su arrepentimiento.

Sin embargo, Valentín, no se amedrentó, y siguió casando a jovenes en la propia carcel, motivo por el que fue condenado a muerte.

Mientras estuvo en la cárcel esperando su muerte, el carcelero se dio cuenta de sus cualidades intelectuales y sus valores humanos, y le pidió que instruyera en las letras a su hija Julia ciega de nacimiento.
Valentín le enseñó las primeras letras, los rudimentos del saber y, por supuesto, le habló de Dios. Le enseñó la Verdad del Evangelio y la maravilla de un Dios que se había hecho carne y que con su muerte y resurrección nos había redimido.

Julia se convirtió al cristianismo.

Un día Valentín le dijo a la niña que orase a Dios para que le diese la vista.
Le habló de la fe y de la voluntad de Dios. Del "pedid y se os dará". De como "la fe mueve montañas".
Julia le cogió la mano a Valentín y le dijo: ¡”Yo creo, yo creo!” "Señor que vea"
Y se obró el milagro. La luz de la prisión le entró por sus inocentes y maravillosos ojos.
El, viéndola feliz, le dijo que mantuviera su fe por encima de todo. Era el dia 13 de febrero.
A continuación, el dia 14, Valentín muriò degollado de manos del soldado romano Furius Placidus y fue enterrado cerca del Coliseo, en la que es hoy la iglesia de santa Práxedes, aunque sus restos están enterrados en la Basílica de su mismo nombre que está situada en la ciudad italiana de Terni.

La joven Julia, agradecida porque Valentín le mostrara LA LUZ, plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba.
Así hoy, el almendro y sus flores son símbolo de amor y amistad duraderos.

Por esta razón es patrono de los enamorados, un patronazgo popular en todo el mundo cristiano. Desde entonces, los romeros que entran en Roma, se dirigen a la Basílica de san Valentín para orar ante su tumba y que les conceda una buena “Valentina” o Valentín”.

Sé que el amor se tiene que celebrar todos los dias del año, y sobre todo en los pequeños detalles con tu pareja. En el día a día. Porque como dice el Evangelio "si no somos fieles en lo poco...¿cómo lo seremos en lo mucho?", pero también es cierto que tenemos que sacar propósitos concretos todos los días.
Y mirar la historia de valentía, de defensa del matrimonio y de lucha por el amor de San Valentín, independiente de la parte de leyenda que tenga,nos da una buena razón para celebrar este dia de forma especial.
Creo que si lo miramos desde un prisma cristiano, y si lo desnudamos del envoltorio que le han puesto los grandes comercios, el laicismo y la mediocridad, podemos sacar grandes conclusiones y mejores propósitos para nuestro matrimonio.

Que S. Valentín sea un día para mirar a nuestra pareja a los ojos con un "te quiero" en la retina envuelto en "celofán" de eternidad. Que nuestro "mas que ayer y menos que mañana" sean dulces bombones de un amor que bendijo Dios en el sacramento. Que repasemos las dificultades, como el que le quita las espinas a una rosa, y nos dediquemos a oler en pareja el perfume del amor eterno, con Cristo a nuestro lado, sabiendo que lo más grande es tenerse el uno al otro. Que caigan copos de compromiso "en la alegría y en las penas" para todos los dias del año. Que cenemos cariño bañado en salsa de sinceridad. Que cupido nos traspase con flechas de fidelidad inmarcesible. Que reguemos todos nuestros días de champagne con burbujas de ilusión. Y que, si los tenemos, miremos a nuestros hijos, regalos de Dios, fruto bendecido de nuestro matrimonio, y auténticos eslabones dorados de nuestro amor.

Que celebremos esta fecha teniendo presente que el verdadero regalo que tenemos todos los dias, es nuestra pareja. Y que si tenemos a Dios en medio de nuestro hogar, todo será más facil.

Y que nunca nos falten esas flores de almendro, de amor, sinceridad y fidelidad auténticas, como las que brotaron del arbol de Julia.

PDT: FELIZ DÍA DE SAN VALENTÍN, MARISA. Gracias por tantos dias de felicidad.
"No hay cosa más fuerte que el verdadero amor."
SENECA

"El matrimonio es y seguirá siendo el viaje de descubrimiento más importante que el hombre pueda emprender"
Sören Kierkegaard


jueves, 4 de febrero de 2010

Desayuno de oración

Ya ha tenido lugar el tan anunciado "desayuno de oración" americano, al que ha acudido nuestro presidente, más necesitado de una foto "intergaláctica" con Obama, que, por supuesto, de rezar.

Como dice Carlos Herrera, Zapatero ha sacado su guitarra y ha dado un recital. Sí ya saben, ha comenzado a decir cosas que ha sacado de aquí y de allí, del Quijote y de la Biblia, de España y de EEUU, de la moral y de la ciudadanía, para al final defender su franquicia de la "Alianza de Civilizaciones" y el matrimonio homosexual.

"No tomarás el nombre de Dios en vano", parece haber olvidado nuestro presidente en su dircurso.

Es cierto que ha sido invitado, pero ese discurso de tolerancia religiosa, de defensa de la libertad de culto, y de armonía con la fe, bien se lo puede aplicar en España, donde los crucifijos son perseguidos, se le quiere retirar a la Navidad su nombre, no se conciertan más unidades en los colegios religiosos, se menosprecia la opinión mayoritaria de los católicos en temas como el aborto, y se radicaliza el discurso político desde su partido y sus afines contra los obispos y la Iglesia en general.

Que muy bonito todo lo que os voy a decir (porque me ha invitado Obama, que si no no lo decía ni "harto vino"), pero que os lo apliqueis vosotros, que yo como soy Zapatero, digo una cosa y hago lo contrario.

Y todo esto, lo del "caballero de la sonrisa laica" lo saben muy bien en EEUU, y seguramente somos motivo de sorna en aquel país, o de crítica por tanta hipocresía.

Las respuestas a la encuesta del blog son muy claras:

Rezará a Obama que es su auténtico idolo 11%

Se convertirá y memorizará los salmos 0%

Meterá la pata y dejará otra vez a España en ridiculo 64%

Sonreirá y desayunará 17%

Dirá que el "desayuno no es de nadie, que es del viento" 5%


Para terminar, un texto de un discurso que se situa en la misma onda de este (salvando las distancias). O sea, del que sin creer, utiliza a Dios para hablarle a los que creen y utilizar su opinión. El fondo me ha recordado mucho al que hoy ha hecho ZP :

"Sin duda no soy un beato. Pero en el fondo de mí mismo, hay un hombre religioso, es decir, creo que cualquiera que combata valientemente en esta tierra, conforme a las leyes naturales que fueron creadas por un dios, aquel que nunca capitule, sino que se reponga sin cesar y siga siempre adelante, ese, creo que no será abandonado por el autor de esas leyes. Así es como ha ocurrido con todos los grandes espíritus de esta tierra."

Adolf Hitler. 26 de julio de 1944

martes, 2 de febrero de 2010

Candelas

Camino del trabajo, en el coche, pongo la radio y descubro que en un par de emisorias anuncian el acontecimiento del dia.....¡¡¡¡Es el día de la marmota!!!!
IMPRESIONANTE. Fantástico evento. Colosal festividad. Extraordinaria fecha. Me estoy emocionando....

¿Qué hago yendo a trabajar en un dia así? ¿Cómo es que no me he quedado en casa haciendo recortables de marmotas? ¿Qué tiene esta fecha de particular que es tan reconocida en España?
Bueno, aparte de la simpática película "Atrapado en el tiempo", del cazafantasmas Bill Murray, la "liturgia" (por llamarlo de alguna manera) de este dia, es la siguiente: (No se si podré terminar de contarla porque la emoción me embarga). Se saca a una marmota de su tronco antes de que amanezca... (me caen dos lagrimones como dos soles por las mejillas), se le pone a la intemperie (pobrecica ella) y si Punxsutawney Phil (que es como se llama la marmota) (que significa "el fiscal me ha dicho que no me salga más de la fila o me dará con la vara") ve su sombra, entonces habrá (y esta es la parte más triste) (esto lo hago por ustedes, que no puedo más) 6 semanas más de invierno. Y si no, pues no. Vamos, que la marmota es el José Antonio Maldonado de EEUU.

Y todo esto a pelo. O sea, sin una bandica detrás tocando "pasan campanilleros" ni un triste toque de corneta ni ná.
Vamos, algo inhumano para la marmota que le han dado el madrugon sin pregón ni nada. Y luego dicen de los toros.

Y terminado el asunto, meten otra vez a la marmotita en su cuevita, y los 30 mil fans del bicho se van a tomar chocolate con churros a la plaza Bib-rrambla de Pensilvania más contentos que un ocho si el invierno va a ser corto, y desconsolados si el invierno va a durar 6 semanas más.

Total, que cuando llego al colegio, entro al Oratorio a saludar al Señor, y al leer el Evangelio del día....¡¡¡SORPRESA!! ¡¡¡PERO SI HOY ES EL DÍA DE LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR!!! ¡¡¡EL DÍA DE LA CANDELARIA!!!

¡¡Toma ya!! Y las emisoras de radio y yo celebrando el día de la marmota. Tiene "percentiles"....

La verdad es que sorprende cómo nos encanta celebrar todo aquello que no es nuestro. Cómo una fiesta tan propia como "la Candelaria" la pasamos por alto y nos fijamos en eventos extraños a nosotros, que determinados sectores resaltan con tal de eclipsar cualquier festividad religiosa. No digo yo que fiestas como la de la marmota no tenga su valor antropológico y sociológico (aunque la revista del National Geographic haya constatado que la marmota sólo ha acertado un 28% de las veces), pero es que eso ocurre en el poblado de Punxsutawney, en el estado nororiental de Pensilvania, y aquí estamos en Europa-España-Andalucía, y aquí eso, pues nos importa un bledo (por no decir otra cosa).

El día de la Candelaria ya se celebraba en Jerusalem en el s. IV. En ella celebramos cuando, transcurridos 40 días del nacimiento del Señor, María, José y el Niño acuden al templo de Jerusalem para la purificación tras la cuarentena de la Virgen y para presentar Jesús. Además es el cuarto Misterio Gozoso del Rosario.
En este momento se produce la hermosa profecía de Simeón (que da imagen a nuestras dolorosas): "Simeón lo tomó en sus brazos y alabó a Dios, diciendo: -«Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz. Porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos: luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel>. Su padre y su madre estaban admirados por lo que oían decir de él. Simeón, después de bendecirlos, dijo a María, la madre: y a ti misma una espada te atravesará el corazón. Así se manifestarán claramente los pensamientos íntimos de muchos>".

Roma adoptó la festividad a mediados del siglo VII, y el Papa Sergio I (687-701) instituyó la más antigua de las procesiones penitenciales romanas, que salía de la iglesia de San Adriano y terminaba en Santa María Mayor. El rito de la bendición de los cirios, del que ya se tiene testimonio en el siglo X, se inspire en las palabras de Simeón: “Mis ojos han visto tu salvación, que has preparado ante la faz de todos los pueblos, luz para iluminar a las naciones”. Y de este rito significativo viene también el nombre popular de esta fiesta: la así llamada fiesta de la “candelaria”.

Otra de las tradiciones más hermosas, que tambien se está perdiendo, es la de acercar a los niños a las iglesias y bendecirlos. Todavía se realiza en muchos templos en este día o en domingo anterior, pero por desgracia se está perdiendo entre los que creemos.

Quizás muchos no sepan que en muchos lugares del mundo, sobre todo en Hispanoamérica, es el día del fin del periodo navideño, y que hoy, seguiendo la tradición cristiana que recuperó Juan Pablo II, es el día que se retira el Belén de la plaza de San Pedro del Vaticano.

En fin. Que como vemos tenemos muchas más cosas que celebrar, que vivir, que festejar e interiorizar, que ponernos a pensar en si la marmota se ve o no se ve la sombra.

Pero claro, en la capital mundial del laicismo añejo, mencionar todo esto es más que políticamente incorrecto.

Por mi parte: FELIZ DIA DE LA CANDELARIA, y que el invierno acabe cuando quiera (siempre que no llueva en Semana Santa, claro está)

Pdt: ¡¡FELICIDADES A TODAS LAS CANDELAS, en especial a la niña de mi amigo Alvaro!!

Pdt2: ¡¡Juan Carlos!!! ¡¡Que hoy es tu cumpleaños!! ¡¡¡FELICIDADES PATER!!!

Ya estan aquiiiiiiiiiiiii......

Ya estan aquí. La Academia ha anunciado las nominaciones a los Oscar 2010, y contra todo pronóstico, con todo el dolor de mi alma, se cae una de mis favoritas y (nif, nif, nif....) (eso son sollozos), "Invictus" no está en las nominadas a la mejor película.
Lo que yo decía. Que estas quinielas tienen esto.

Al final tanto "Invictus", como el propio Clint Eastwood se han caido de las nominaciones.
Claro está que al viejo Clint no le hace falta figurar en ningún sitio para demostrar lo bueno de su trabajo, y que la película es candidata a varias nominaciones, pero bueno. Así es la vida....hollywoodiense.
Una pena teniendo en cuenta que es una pelicula que enseña la necesidad de la virtud del perdon y de los valores en la sociedad en que vivimos.


Y Menos mal que no me he equivocado con el resto, y "Malditos Bastardos", "Up in the air" y "En tierra hostil" siguen en la brecha. Creo que el ganador de la estatuilla a la mejor película estará entre uno de estos films..... Espero tener mejor ojo que con "Invictus".

Hombre sería una sorpresa muy agradable que se lo llevara "UP" de Disney, pero es muy dificil. Quien sabe.
¿La has visto? Una preciosidad de película.

¡¡¡A que al final la gana AVATAR!!!
Se ha producido un error en este gadget.

Siguelo vía Email

BEATIFICACIÓN DE JUAN PABLO II

BEATIFICACIÓN DE JUAN PABLO II
1 de Mayo de 2011

Año de la Fe 2012-2013

Se ha producido un error en este gadget.