viernes, 30 de julio de 2010

FIESTAS, CATETOS Y BARRERAS

Si mira que lo dicen en la televisión, en la radio y en la prensa. Que el verano es un tiempo de mucha calor y que el sol directamente sobre la cabeza es muy perjudicial para el entendimiento, la cordura y la salud en general. Que hay que hidratarse y beber mucho líquido. Pero nada. Determinada clase política de nuestra sociedad, por lo visto, desde que empieza a apretar el "solano", se dedican a salir a la plaza mayor de su localidad y ponerse, de pie o sentados, sin protegerse el chapitel hasta que dan las 7 o las 8 de la tarde, y entonces se ponen a pensar, a escribir, a dar ruedas de prensa o a proponer leyes con el caletre alterado. Hay sitios que yo creo que son descapotables, sin cubierta ni celada, como el parlamento catalán, la sede de ERC, determinados lugares de La Moncloa o el Ministerio de Igualdad, porque de allí salen los más grandiosos dislates de nuestra época, dignos de hilaridad y algazara, sino fuera por las graves consecuencias que están teniendo en nuestra sociedad.
Pues si cogieramos a uno de estos Pajines, Zerolos y Llamazares cualquiera, y despojados de su condición política los pusieramos en Puerta Real, no tardarían en subirse a algún "poyete" y empezar a lanzar sus proclamas de "el pueblo necesita lo que yo digo" o "el pueblo es lo que yo digo que es" y otros "no son molinos amigo Sancho" hasta verse enfundados en una blanca camisa de mangas vueltas a la espalda y alojados en una suite acolchada de por vida.
Lo que yo digo, que el sol en la cabeza es muy malo. y mira que nos tienen avisados.
La última en Granada ha sido la de nuestra muy insigne y gloriosa izquierda, que haciendo de oraculo de esta ciudad (tan socavada por sus políticos como por las obras del metro) ha pedido que no sea festivo el día de la Patrona y que hagan "patrona" a Dña Mariana (q. e. p. d.). Así leo en Ideal:
"Las plataformas Granada Abierta y Granada Laica y las formaciones PSOE e IU se han unido para solicitar al equipo de gobierno del PP que acepten su propuesta, al considerar que la fiesta religiosa de septiembre plantea una ciudad "uniforme, cerrada y cateta", mientras que la fiesta de Mariana Pineda sería la de una ciudad "cosmopolita".
El portavoz de Granada Abierta, Javier López, ha manifestado en rueda de prensa que la festividad de las Angustias únicamente representa al sector católico y cuya ofrenda lo que hace es "mirar hacia atrás", por lo que ha recordado que no puede ser fiesta de toda la ciudad".
¡Toma ya! Así que de golpe toda Granada cateta (bueno, toda no, que estos ilustres están a más altura intelectual que la gran mayoría de todos los granadinos). Y es que claro. ¿Es que nadie se había dado cuenta antes? Si el día de la Ofrenda no sale nadie a la calle, si no hay "un alma" en torno a la Basílica, si la Carrera es un erial solitario donde sólo van catetos y trasnochados católicos que hieren la sensibilidad de los que no lo son. ¿Es que nadie se había dado cuenta, salvo ellos, de que ningún sector de nuestra sociedad granadina participa, de que si preguntas la fecha a cualquier granadino no la sabe, de que esas colas de catetos son de figurantes o actores secundarios contratados por la Parroquia para dar sensación de estar todo "hasta la bandera" sea festivo, laboral, soleado o lluvioso? No, es mejor la fiesta de Dña. Mariana que es "cos....jajaja....mo....jejejeje...po.....bufffffff......(perdón pero es que me sale sola la catetez).....lita" ejemmm.... A ver, voy a pronunciarlo de una vez sin que se me note mi poco altura intelectual, señores nobeles: COSMOPOLITA. Como el encuentro interplanetario de nuestro presidente y el de los Unites Estates. ¡¡¡Y UNA LECHE!!! (Por no soltar un taco mayor).

¿Pero quien se creen que son estos politicuchos del tres al cuarto para decirle al pueblo lo que el pueblo, nuestra ciudad, ha instituido expontaneamente, en base al amor a la Madre de la Carrera, siglo tras siglo? ¿Quienes son ellos para decirle al pueblo las fiestas que tiene que celebrar, o para catalogar los sentimientos que se desbordan a los pies de Las Angustias?

Esto será como los toros en Cataluña. Intentaran asfixiar la fiesta y si no pueden la prohibirán. ¿Cuanto creen que van a tardar en prohibir el lanzamiento de pétalos desde el aire por parte de nuestras fuerzas armadas de Armilla, bajo la excusa de la laicidad militar? Un año o dos a lo sumo. Y así poco a poco en contra de la fiesta. Luego, eso sí, los veremos desfilar en la procesión para que la gente los vea y los vote.
Las fiestas son del pueblo, y es el pueblo el que manifiesta publicamente su deseo de festejar un evento, efeméride u onomástica. Mucho han hecho los políticos contra algunas fiestas "porque no eran las suyas" de un lado y de otro, como los propios carnavales de Cádiz o la Semana Santa en época republicana.

Bajo ese "esta fiesta no es la mia y tampoco puede ser la tuya" se han prohibido las corridas de toros por parte de esa izquierda trasnochada apoyada en el nacionalismo rancio catalán.
Se trata de esa clase política que no limita con ver "los toros desde la barrera" sino que prefiere poner barreras para que no se vean los toros.

Han caido en el ilustrado "todo para el pueblo pero sin el pueblo" y se han olvidado del progresista sueño del 68 de "prohibido prohibir". Se les han "abierto las carnes" al ver Cataluña llenas de banderas de España sin encontrarle una explicación en su corta mente secesionista un día despues de la manifestación del Estatut, y ahora encuentran la venganza justa, la alegre vendetta contra España y su Tribunal Constitucional.
Los toros son para ellos España y han dejado a los aficionados sin poder disfrutar de ellos porque "no es mi fiesta".

Estos sí son peligrosos. Los catetos ideológicos. Los de boina de partido. Los de mirada cejijunta dirigida por el manifiesto. Esos sí que son un peligro, un estorbo en nuestra democracia.

Estos sí que tenían que estar prohibidos, pero así es la democracia. Ellos pueden estar y a nosotros no nos dejan vivir lo nuestro, y nos llaman catetos y cerrados.
No quiero esa Granada Cosmopolita que me venden. No quiero esa ciudad abierta a una ideología que sólo cierra puertas, excluye e insulta. El fascismo existe también dentro de la democracia. Como dice mi amigo Alvaro, la dictadura parlamentaria.

Gracias a Dios al día de la Virgen de las Angustias no le hace falta que sea festivo, ni que hagan un llamamiento popular en pos de Ella, ni nada más que la propia Virgen en su santa Casa de la Carrera. El día de Mariana Pineda, festivo o no, seguirá siendo el que es. El de un acto homenaje de las instituciones en la plaza que lleva su nombre, corona de flores y laurel, concierto de bandas y cuatro gatos viendo todo esto (la mayoría convocados por asociaciones de vacinos, de jubilados y entidades de diverso orden). Nada más. Porque el mejor homenaje que se le puede hacer a Dña Mariana no es que su dia sea festivo en pro de una ciudad más cosmopolita, sino el de enseñar los valores que enseñó hasta la muerte. El compromiso por la libertad del pueblo, la lucha contra la tiranía y el despotismo de los gobernantes, la igualdad y la democracia. Pero claro, estos políticos del "esta fiesta, estas ideas y esta forma de pensar no es la mia" están muy lejos de esto. Sólo la quieren para utilizarla como arma arrojadiza contra lo que no es "lo suyo".
Muy lejos están estos catetos políticos de ideología de hojalata del pensamiento de libertad popular democrática basado en unos valores justos (y cristianos, como era ella) de Dña. Mariana Pineda.

Dios nos libre de estos políticos, más que iluminados, bajo los efectos de la una insolación.

Pdt: Feliz vacaciones. Lo mejor es que nos tiramos un mes sin políticos

lunes, 5 de julio de 2010

SÍ A LA VIDA

Qué mejor que hablar hoy que entra en vigor la triste nueva ley del aborto, del inicio de la vida, de la defensa de un ser humano indefenso que desde la concepción es ya una realidad única, y de cómo Dios nos mima desde el inicio de nuestros días en el seno materno, como lo hizo con el nacimiento de su Hijo, tras su encarnación, en el seno de una familia muy humilde, joven y llena de problemas y dificultades que afrontar, como eran María y José.

Cuando comencé a pensar en esta entrada le di muchas vueltas a cómo plantear el tema, porque eran muchas las cosas que se podían decir a favor de la vida, y especialmente de la vida de aquellos que son víctimas de este crimen. Argumentos científicos, sociales, psicológicos…

Sería importante plasmar, pensé, en este artículo argumentos como los del Doctor en Comunicación Biomédica, Enrique Sueiro, que indica cómo “los avances científicos revelan evidencias, poco conocidas por el público general, del proceso biológico natural del cuerpo de la embarazada. Así, se produce una especie de diálogo molecular desde el primer momento entre el embrión y la mujer que permite que, a pesar de ser algo extraño a la madre, las defensas naturales no se activen. O que “El ser fecundado, desde el inicio, es un individuo irrepetible, dotado de una estructura genética única, programada por el ADN, distinta a la de la madre.”

O los muy nombrados datos de la prestigiosa revista científica Nature donde se dan a conocer detalles del embrión de solo un día que indican que guardamos memoria, etiquetas, de nuestro primer día que marcan el resto de nuestra vida, confirmando que en los 46 cromosomas del óvulo fecundado (23 del padre y 23 de la madre) están ya inscritas todas las características del individuo: sexo, talla, color de los ojos y de los cabellos, forma del rostro y hasta temperamento. (“Your destiny, from day one”, Nature).

O como “al decimoctavo día de vida (cuatro después de la falta de la regla) empieza a formarse el cerebro. Su minúsculo corazón late desde el día 21. A los 45 días, el embrión mide 17 milímetros de largo. Tiene manos, pies, cabeza, órganos y cerebro, pudiéndose registrar ondulaciones en el electroencefalograma. A los 60 días de la falta, funciona ya su sistema nervioso. Después de la concepción, no hay un paso del no ser al ser humano. La vida humana está siempre en despliegue.” (Dr. Juan Cruz Cruz)

Sin embargo, el principal argumento, como cristiano, lo encontré un domingo en Misa al escuchar la Palabra de Dios. Atento aquel domingo escuché el Evangelio correspondiente, el del joven rico. El pasaje en que un joven potentado le pregunta a Jesús “Maestro bueno, qué he de hacer para alcanzar la Vida eterna?” (Mc 10, 17ss). La respuesta de Jesús es conocida por todos pero aquel día en su homilía el sacerdote subrayó otro aspecto de ese Evangelio; La actitud amorosa de Cristo ante este hombre, conocedor de sus debilidades y de sus deseos. Antes de responder Cristo a esta pregunta, el evangelista Marcos señala que “Jesús, fijando en él su mirada, lo amó” (Mc 10, 21). Y entonces, como una ráfaga de luz vi claramente aquello que era lo más doloroso del aborto. Que esa mirada de amor de Cristo, de Dios, que desde el primer momento de nuestros días, desde la propia concepción, recibimos, esa mirada, será la única que recibirán esos niños, junto con la de la Virgen María y los santos del cielo. Que todo el proyecto de vida y de amor que Dios pone en cada ser humano desde su propia concepción, (“que desde el seno de mi madre me eligió y me llamó por su gracia.” Gálatas 1,15), se verá truncado.

Es maravilloso el Salmo 139, con respecto a esto. Y si hace tiempo que no lo han leído, les animo desde aquí a que hagan su próxima oración meditándolo. ¿Qué mejor que la Palabra de Dios para explicar cómo desde el momento cero de la concepción ya somos una realidad única, en la que Dios pone todo su amor y toda su esperanza, como luego la pondrán sus propios padres?

“Porque tú formaste mis entrañas;
me has tejido en el vientre de mi madre.Te alabaré; prodigio soy, prodigiosas son tus obras;
Mis huesos no se te ocultaban
cuando era formado en lo secreto.
Mi embrión vieron tus ojos,
Y en tu libro están inscritos los días que me has fijado
sin que aún exista el primero.” SALMO 139

Y así me vino a la cabeza la sonrisa de mis niños cuando estoy con ellos y cómo mutuamente nos miramos con ese mismo amor con que nos mira Cristo. Y el momento en que de noche, cuando ya llevan acostados un buen rato, me acerco a ellos en silencio a taparlos y a darles ese beso de buenas noches, y los ves tan frágiles, allí dormidos, tan inocentes ante todo. Y los miras con todo el amor del mundo mientras les sueltas un susurrante “te quiero. Buenas noches” que escuchan en sus sueños. Y supongo que así será la mirada protectora y amorosa que tiene Dios con aquellos niños que se encuentran todavía en el vientre materno. Y me emocioné por aquellos que no recibirán esos besos, ni esas caricias, ni esas miradas de amor de padres, abuelos, familia…. Y también por aquellos que dejaron de entregarlas, que prefirieron seguir con sus vidas “sin complicarse” o “sin complicarlas más”, rechazando la bendición que Dios ya les estaba regalando.

Muchas cosas más me gustaría reflejar en este artículo, como la gran responsabilidad en este asunto que tiene la sociedad que no ayuda lo suficiente a esas madres embarazadas escasas de recursos a o los padres o familias que no educan a sus hijos en la cultura del amor proporcionándoles una educación sexual sesgada y mutilada, falta de valores, donde lo importante es “hagas lo que hagas, no te quedes embarazada”, situándoles en una situación de soledad o miedo que los aboca a la negación de sus propios hijos. O la implicación que tenemos que tener todos a favor de la vida, apoyando a la mujer y la maternidad y resistiendo con la fuerza del amor de Cristo ante la cultura de la muerte.
Porque como decía Juan Pablo II en Polonia, viendo el horror del nazismo “Si nos alejamos de Dios, ¿quién nos garantiza que un día un poder humano no reivindique de nuevo el derecho a decidir qué vida humana vale y cuál no vale?”.

El derecho a la vida de un ser humano es siempre superior a cualquier otro derecho, porque en base a la vida, disfrutamos del resto de derechos. “El respeto a la vida es fundamento de cualquier otro derecho, incluidos los de la libertad.” (Juan Pablo II). Y ninguna justificación de cualquier otro tipo, puede ser superior a la de la vida de un ser humano. Por eso la defensa de la vida no es una cuestión de derechas o de izquierdas, de feministas o de no feministas, de hombres o de mujeres, de adultos o de jóvenes. Es una cuestión de amor y de justicia.

Aquel día, cuando salí de la Eucaristía, entré en la sacristía para saludar al sacerdote, dado que es un buen amigo mío, y allí, en un tablón que había junto a los salones parroquiales vi una frase que se me quedó grabada. En un folio en blanco sujetado por unas chinchetas, y junto a un dibujo de una mujer embarazada cuyo vientre estaba traslúcido y se podía ver el feto, estaba escrito lo siguiente: “¿Sabes de dónde saca fuerzas una mujer para no abortar? DE DENTRO, DE MUY ADENTRO”.

Pero también toda madre, toda familia, tiene que tener el pleno apoyo y todo el amor de aquellos que nos llamamos cristianos y del resto de la sociedad, para ayudarles con aquellos problemas sociales, económicos o personales que tengan ante la venida de un hijo. Por eso quiero dar desde aquí mi enhorabuena a iniciativas ciudadanas como RedMadre.

Porque como decía Chesterton:
“SI DE VERDAD VALE LA PENA ALGO, VALE LA PENA HACERLO A TODA COSTA.”

Se ha producido un error en este gadget.

Siguelo vía Email

BEATIFICACIÓN DE JUAN PABLO II

BEATIFICACIÓN DE JUAN PABLO II
1 de Mayo de 2011

Año de la Fe 2012-2013

Se ha producido un error en este gadget.