miércoles, 29 de septiembre de 2010

Así NO

"shiiiiii, shiiiii, que vienen, que vienen, shiiiii, shiiiii, que vienen que vienen", o como en Poltergeist "ya están aquiiiiiiiiiiiiií". Ya llegó la Huelga general, la madre de todas las huelgas. La holgada huelga. La Huelguísima.

Cuando yo le explico a mis alumnos de FOL (eso es una asignatura de los Ciclos Formativos que significa Formación y Orientación laboral), que la primera Huelga General de España se hizo contra Zapatero en 1855, me dicen que soy un sectario. Que le echamos la culpa de todo a ZP. Que nos pasa lo mismo que pasaba antes con Aznar, que se le echaba la culpa hasta cuando el arroz caldoso nos salía seco.

Pero la verdad fue esa, lo que pasa es que no era nuestro Zapatero, sino otro.

Con el nacimiento del Ludismo en el siglo XIX, en contra del maquinismo, o sea, en contra de la mecanización del trabajo, en España especialmente en el sector textil en Cataluña, surgen numerosas movilizaciones, altercados y huelgas sectoriales ilegales por parte de los obreros.

Y aquí es cuando surge la figura de Zapatero, no de José Luis, sino de Juan, Juan Zapatero y Navas.

D. Juan Zapatero y Navas era el Capitán General de Cataluña por aquellos entonces (algo así como un virrey o gobernador) y cansado de tanto alboroto y tanto pedir derechos la gente, (si es que no puede ser, tanto pedir, tanto pedir. Es que la gente no come y se altera enseguida....) disolvió (por lo civil y por lo criminal) todas la asociaciones obreras y puso bajo control del ejercito las asociaciones de socorro mutuo e impuso la Ley Marcial.

Y entonces fue cuando se lió (ese apellido es que tiene algo....).

Se produjo la primera Huelga General de España, aunque sólo afecto a Cataluña, y duró unos diez dias (casi ná). (Si los sindicatos de ahora tuvieran que mantenerla la mitad de los dias le da un síncope a Toxo y a Méndez). Fue todo un éxito de participación (tu verás mañana...)

El lema de la huelga fue "asociación o muerte" (No como el chiste de "susto o muerte", sino que las circunstancias eran tan duras para el obrero, que la unión era por la propia existencia) y se exigió una gran cantidad de derechos necesarios en aquel tiempo (y en este), que hoy dia, gracias a Dios, están ya superados como el derecho de asociación, la reducción de la jornada de trabajo (no existían los días libres ni las vacaciones pagadas), el incremento de los salarios (las familias debían poner a trabajar a todos sus miembros, incluidos niños, para poder subsistir), etc. La llamada "cuestión social".

O sea, una cosa justificada y motivada.

La Huelga fue aplastada (¡viva la negociación!) por el ejercito del General Espartero y su famoso caballo, y además de la prisión de numerosos cientos de obreros, unos 70 fueron deportados a Cuba (no se andaban con chiquitas por entonces) (algún piquete mandaba yo para allá) (¡ah, no! que están como en casa).

Y así acabó todo. Tan sólo se consiguió por parte del Gobierno de la Nación un documento plagado de vagas promesas, pero que fue el inicio de un camino hacia la situación laboral actual.

Las huelgas generales han sido siempre (o casi siempre) de carácter político, contra un gobierno. Pero claro, eso no se puede decir, porque nuestra Constitución prohibe las huelgas políticas, las salvajes y otras por similares motivaciones.

Parece que en esta, la gente no está muy por la labor, y que la mayoría de los que van a hacer huelga lo van a hacer por razones "piqueteras" o así (salvo los liberados, claro está).

Por lo pronto el diario PÚBLICO (ese diario objetivo, lleno de información veráz, y no sujeto a proclama ideológica alguna) (no se si notan mi ironía y mi ceja arqueada), el sábado aleccionaba y advertía a los sindicatos con este titular sobre lo que se debía hacer: "Las claves para que la Huelga triunfe: Bloquear los mercados mayoristas de alimentación, cerrar el centro de las ciudades y dificultar los transportes son los objetivos ". Una buena batería de proyectiles a la línea de flotación de la libertad al trabajo.

Otra de las acepciones de la palabra "huelga" es la que se utiliza en nuestro castellano en la expresión "huelga decir que....". Aquí significa que es "inutil" que "no es necesario", o "que "no sirve para nada". Procede del verbo "holgar", (del latín "follicare") y dice el RAE:

1. intr. Estar ocioso, no trabajar.

2. intr. Descansar, tomar aliento después de una fatiga.

3. intr. alegrarse (recibir o sentir alegría). U. m. c. prnl.

4 .Dicho de una cosa inanimada: Estar sin ejercicio o sin uso.

5. intr. Sobrar, ser inútil. Huelgan los comentarios.

6. intr. ant. Yacer, estar, parar.

La acepción 4 creo que es cada vez más correcta para defir a los sindicatos, y la 5 para definir la influencia que va a tener en el Gobierno. Pues eso.

Lo cierto es que la gente tiene poco o nada claro para que se convoca esta huelga. La convocatoria pone como excusa la reforma laboral y la actuación del gobierno ante la crisis. Pero las declaraciones de los sindicalistas y los videos de promoción de la jornada del 29, apuntan a los empresarios y al PP (¿?). Y luego no paran de cristica a Esperanza Aguirre. Así que ni los de izquierda ni los derecha saben qué hacer para no perjudicar a los suyos. Muy ilustrativo fue el "no lo hagais, no lo hagais" de Rodiezmo.

Y otra cosa que está clara es que no va a ser una huelga holgada. O sea, que lo que más va a animar, según mis encuestas a pie de calle, a hacer huelga, son los piquetes y las entradas a los Mercas y zonas de transporte cortadas (vamos las consignas del diario Público de este fin de semana pasado). Y ayudará también poner a Aguirre de mala en Madrid, que eso si les motiva.

Dicen que Zapatero lo está pasando muy mal. No porque se va a llevar una huelga en su curriculum, sino porque a él le gustaría estar allí. Ya saben, adicción de pancarta.

En fín, que pase lo que pase, que cada uno haga en conciencia lo que quiera y entienda mejor. Y que nos dejen a todos ejercer democráticamente nuestro respectivo derecho constitucional, al trabajo o a la huelga. Porque si no, tendremos que decir, señores sindicalistas, ASÍ NO.

3 comentarios:

monaguillo dijo...

A los piquetes ahora hay que mandarlos a Japón... ¡¡¡a que hagan las huelgas trabajando!!!, jajjajaaj... sería el infierno para algunos liberados sindicales.

jajjaja. Buenisima la entrada.

Angel Henares dijo...

Y que lo digas. Otro Juan Zapatero hace falta...jajajaja

Eva dijo...

Lo que hay és lo que gusta

Se ha producido un error en este gadget.

Siguelo vía Email

BEATIFICACIÓN DE JUAN PABLO II

BEATIFICACIÓN DE JUAN PABLO II
1 de Mayo de 2011

Año de la Fe 2012-2013

Se ha producido un error en este gadget.